Sobre la importancia de las vacunas

09/02/2011

José Mª Fernández-Rúa.

Sin ánimo de entrar en un debate sobre si las autonomías deberían o no devolver al Estado competencias, como están pidiendo desde el sector socialista liderado por Alfonso Guerra y como ha sucedido en Alemania, quiero dejar constancia de una incongruencia de gran calado que nos afecta a todos los españoles. El hecho de que en algunas Comunidades autónomas se pueda tener acceso a toda una serie de medicamentos innovadores y en otras no, es ciertamente paradójico por no elegir otro calificativo. Los agentes patógenos no saben de demarcaciones territoriales, por lo que no hay justificación, desde el punto de vista de los responsables de Salud Pública autonómicos ni tampoco de los epidemiólogos, para que existan calendarios de vacunación que se derivan de criterios poblacionales diferentes.

Un ejemplo muy claro es que hay Comunidades autónomas que vacunan a los neonatos frente al virus B de la hepatitis y otras lo hacen a los dos meses del nacimiento. Otro ejemplo es que la Comunidad de Madrid esté vacunando gratuitamente frente al neumococo a los niños desde hace cuatro años. Por el contrario, en el resto de España los padres tienen que costear el precio de esta vacuna, una vez que lo hay recetado el pediatra.

Esta situación de desigualdad va a ser objeto de debate, esta semana, en el pleno del Senado por parte del senador popular por Córdoba Jesús Aguirre, que defenderá una moción para hacer realidad el calendario vacunal único en el Sistema Nacional de Salud. Al tiempo, propondrá la creación de un Comité de expertos que evalúe el coste-efectividad del calendario y presente modificaciones de obligado cumplimiento para las autonomías, con las que mejorar los resultados en salud.

En este contexto y por su inmediatez ya que se han conocido hace unos días, subrayo algunas de las importantes recomendaciones, sobre vacunas de la Academia Americana de Pediatría, a través de su órgano oficial “Pediatrics”,  y que incluyen la tos ferina y la meningitis. Estas directrices han sido aprobadas por la Academia estadounidense de Médicos de Familia y por el Comité asesor de Prácticas de Vacunación de los Centros de Control de Enfermedades (CDC), de Atlanta. Concretamente, se subraya que los adolescentes necesitan un refuerzo para protegerse de la meningitis meningocócica, una infección potencialmente mortal del tejido que rodea el cerebro, mientras que los niños deberían tener sus vacunas contra la tos ferina al día, teniendo en cuenta las nuevas recomendaciones de los expertos en pediatría.

El prestigioso pediatra Michael Brady, ahora al frente del Comité de Infecciones de la citada Academia estadounidense, ha recordado que la vacunación ha sido la medida preventiva médica más efectiva que se ha desarrollado jamás, “pero algunas de las personas que viven actualmente en Norteamérica no aprecian la protección que han tenido por las vacunas”. De entre las recomendaciones formuladas, extraigo, por la polémica que han suscitado en algunos países, la siguiente: que todos los niños entre los 6 y los 18 meses deberían recibir una vacuna anual contra la gripe. Como ha comentado el doctor Brady, a la gente le preocupan los adultos mayores, pero no saben que los niños de dos años o menos tienen índices de hospitalización superiores a los de los adultos mayores.

Por otra parte y según los analistas, el resurgimiento de la tos ferina podría ser el resultado del rechazo de algunos padres hacia las vacunas porque creen que podrían causar autismo, una teoría falsa basada en un estudio totalmente desacreditado por la Comunidad científica. Y ya, por último, otra recomendación para los niños de entre nueve y dieciocho años: la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es opcional y les protege de algunas cepas de verrugas genitales, sobre todo las que conducen a cáncer de cuello uterino en las mujeres. Se recomienda la vacuna para todas las niñas entre once y doce años.

Esta opinión es compartida por el premio Nobel Harald Zur Hausen, que recibió el preciado galardón en 2008 por descubrir que algunos cánceres pueden ser causados por virus. Más específicamente que el virus VPH es la causa del cáncer de cuello de útero.

Para seguirnos en twitter: @diarioabierto https://twitter.com/diarioabierto

Para seguirnos en facebook: http://www.facebook.com/diarioabierto

¿Te ha parecido interesante?

(+21 puntos, 23 votos)

Loading ... Loading ...