El Ateca estrena mecánicas de acceso

07/12/2016

Motor Lobby.

seat_ateca_movimiento

Los nuevos motores de acceso de la gama Ateca son las versiones 1.0 TSI y 1.6 TDI de 115 CV, y hemos podido comprobar de primera mano no solo sus especificaciones en papel, sino las sensaciones al volante. Ya hablamos de todas sus características en conjunto, por lo que toca profundizar en las motorizaciones. Ofrece una gama de motores que cobran un protagonismo especial: el 1.0 TSI de tres cilindros y el 1.6 TDI, ambos con 115CV de potencia. Dos propulsores que se erigen como los más eficientes de la oferta del SUV compacto español. El Ateca está disponible con una gama de variantes, que permite elegir entre propulsores turbo de gasolina (TSI) o diésel (TDI), con una potencia de entre 115 CV y 190 CV, con tracción delantera o total, además de cajas de cambios manuales o DSG de doble embrague.

El 1.0 TSI es un motor tricilíndrico de 999 cm3 con bloque y culata de aluminio que va situado en posición delantera transversal. Es un motor muy compacto que cuenta con colector de escape integrado en la culata, accionamiento del árbol de levas por correa dentada, distribución variable en admisión y escape, inyección directa de hasta 250 bar de presión, intercooler integrado en el colector de admisión, bomba de aceite de caudal variable y un sofisticado sistema de gestión térmica del motor mediante tres circuitos de refrigeración  separados (culata, bloque y sobrealimentación).

El turbocompresor dispone de catalizador de oxidación. A pesar de ser un motor de tres cilindros, el 1.0 TSI no dispone de árbol de equilibrado. En su lugar, se consigue un perfecto equilibrado y se eliminan las vibraciones gracias a cuatro contrapesos en el cigüeñal, un amortiguador de inercia y el volante motor que se sitúan a cada extremo del cigüeñal. Gracias a todos ellos, el motor 1.0 TSI es capaz de mover el Ateca con una increíble suavidad, casi más propia de un tradicional motor de cuatro cilindros.

Seat_Ateca_motor

La respuesta, además de suave, resulta contundente. El par máximo es de 200 Nm entre 2.000 y 3.500 Nm, por lo que es el motor de tres cilindros con mejor par específico del mercado (200 Nm/litro). Desde ralentí hasta casi el corte de inyección (6.400 rpm), el Ateca 1.0 TSI se mueve con dulzura. Como contrapartida, el consumo se puede disparar hasta aproximadamente los 7,5l/100 km si se opta por una conducción algo más agresiva. Son prestaciones correctas, pero algo limitadas para los conductores que busquen mucho empuje.

Por lo que respecta al 1.6 TDI de 115 CV, se ha conseguido reducir en 2,5 g/km las emisiones de CO2 gracias a un conjunto de medidas que incluyen la reducción de la contrapresión de escape, la reducción de la potencia absorbida por la bomba de aceite, el empleo de un aceite de baja viscosidad para aminorar las fricciones, el incremento de la temperatura de apertura del termostato y el empleo de un alternador con tensión reducida en el ramal de la correa de accesorios.

La depuración de los gases de escape se realiza mediante un catalizador de cuatro vías, mientras que la inyección directa se realiza mediante inyectores piezoeléctricos con una presión de hasta 2.000 bar.  Al igual que el motor 1.0 TSI, el 1.6 TDI cuenta con  intercooler aire-agua integrado en el colector de admisión, bomba de aceite de caudal variable y un sofisticado sistema de gestión térmica del motormediante tres circuitos de refrigeración  separados (culata, bloque y sobrealimentación). Otra característica importante del 1.6 TDI 115 CV es que el sistema de recirculación de gases de escape funciona tanto en alta como en baja presión, lo que permite también reducir las emisiones.

Seat_Ateca_doble

Con un par máximo constante de 250 Nm desde 1.500 hasta 3.250 rpm, el motor 1.6 TDI 115 CV es destaca por su respuesta ante las demandas del conductor sobre el acelerador. Los adecuados desarrollos de la caja de cambios manual de seis velocidades permiten obtener buen rendimiento en distintas circunstancias. En este caso, los consumos son bastante más ajustados a la baja, con un gasto de 4,3l/100 km aproximadamente.

El comportamiento dinámico del Ateca se debe a una gama de propulsores de última generación, todos ellos dotados de turbocompresor, inyección directa y sistema start/stop. Los motores 1.0 TSI y 1.6 TDI de 115 CV no son ajenos a esta tecnología. Ambos van unidos a un cambio manual de seis velocidades y cuentan con tracción delantera. El consumo medio es de 4,3 l/100 km para el 1.6 TDI de 115 CV y de 5,2 l/100 km para el 1.0 TSI de 115 CV según los datos proporcionados por la marca, los cuales ya sabemos que suben en uso real. Estas cifras suponen unas emisiones de CO2 de 113 y 119 g/km, respectivamente, por lo que ambos modelos quedan exentos del pago del impuesto de matriculación.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…