La enseñanza en catalán

27/12/2016

Josep M. Orta.

Albert Rivera se significó durante los años de diputado en el Parlament por combatir todo lo que no fuera identitario español. Su principal cruzada se centró en la enseñanza asegurando que el uso del catalán como lengua vehicular (aprobada en su momento por todos los partidos) provocaba un problema social y vulneraba el derecho de los padres a elegir la lengua de enseñanza de sus hijos.

En este caso el PP chupó rueda e incluso decretó que la Generalitat pagara 6.000 euros en colegios privados a los niños que quieran ser escolarizados en castellano.

Ahora se han hecho públicos los resultados de la campaña de Ciudadanos para que los padres se acogieran a que sus hijos se les enseñara en castellano como lengua vehicular. Concretamente lo han reclamado el 0,007% de los escolares. Desde el 2014 se han acogido a esta opción 154 familias y durante este curso lo han sido 40 las que han pedido no verse afectados por la inmersión lingüística aprobada por el Parlament y en que prácticamente todos –incluso el PP en diversas ocasiones- lo han valorado como ejemplar.

No parece que los esfuerzos de Rivera hayan tenido demasiado éxito entre los afectados aunque ellos seguirán defendiendo que existe un problema en las escuelas catalanas. Lo que sí ha contribuido este partido es en generar conflictos donde no existían, hacer correr ríos de tinta y exportar al resto de España un problema inexistente.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…