UGT amenaza con romper el pacto salarial ante la “cerrazón” de CEOE

09/01/2017

Luis M. del Amo. El líder ugetista’, Pepe Álvarez, no firmará un acuerdo que contemple más congelación de los salarios.

La inflación se ha cruzado en el camino de la negociación salarial para 2017. El pasado año, los salarios perdieron poder adquisitivo –medio punto– a pesar de que 2016 se cerró con la mayor subida salarial de los últimos años, un 1,06%. En este marco, Pepe Álvarez, líder de UGT, advirtió hoy a la patronal de que no firmará un pacto salarial para el futuro si CEOE no se aviene a renunciar a la congelación de estas rentas.

El futuro del pacto salarial se complica. Mientras la patronal sigue anclada en una oferta de un techo máximo del 1,5%, y sin límite por abajo, los sindicatos advierten de que no firmarán otro año en que quepa la posibilidad de congelar salarios. Para complicarlo todo, el repunte de la inflación – debida sobre todo al alza del petróleo – ha dejado los salarios en 2016 por debajo del incremento del índice de precios.

Los trabajadores perdieron el año pasado medio punto de su poder adquisitivo. Según los datos conocidos hoy, el alza salarial media de 2016 se situó en un 1,06% en diciembre, por debajo del dato de septiembre, octubre y noviembre.

Aunque se trata de la mayor subida de los últimos años, el alza salarial media en 2016 se sitúa medio punto por debajo de la tasa del índice de precios de consumo (IPC) que cerró el año en un 1,5%, en buena medida debido al repunte de los precios energéticos.

No a la congelación

En este marco, la negociación salarial para 2017 continúa estancada. Este lunes, el líder de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido a las patronales CEOE y Cepyme que su sindicato no firmará la reedición del pacto salarial sin bandas salariales.

El sindicato encabezado por Álvarez desea establecer unas bandas salariales que impidan a las empresas subir sueldos por debajo del 1,8%. En concreto, CCOO y UGT insisten en reclamar a los patronos una subida salarial de entre el 1,8% y el 3% para este 2017.

Por su parte, CEOE y Cepyme se resisten a fijar un suelo para el alza salarial en 2017 con el argumento de que hay todavía muchas empresas en problemas que no pueden permitirse ni siquiera subidas del 1,8%.

De hecho las patronales apuestan por subidas salariales de entre un 0% y un 1,5%, replicando así los porcentajes pactados para el pasado 2016.

“No vamos a dejar que el 0% sea un opción porque las empresas están ganando dinero”, ha dicho este lunes el líder de UGT.

Sin embargo, el líder de la central ugetista no ve a la patronal dispuesta a mover ficha en esta negociación. “Hay una cerrazón en el Gobierno y en la CEOE que hace inviable la negociación”, ha afirmado.

UGT se muestra incluso dispuesta a pelear convenio a convenio las subidas de sueldo, aunque esto implique un incremento de la conflictividad laboral. “Mejor que no haya acuerdo”, ha advertido.

Debilidad parlamentaria

Sin embargo, UGT confía en ablandar a la patronal en un medio distinto al ámbito de negociación de los agentes sociales, el Congreso. Allí, el líder sindical ha confiado en contar con el apoyo del PSOE en diversas batallas en las que, confía, los socialistas se unan a una previsible mayoría de izquierdas, en asuntos como las pensiones y su revalorización.

El momento elegido será la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en la que el Partido Popular necesita el apoyo del PSOE si quiere aprobar las cuentas públicas para 2017.

“Lo que interesa a UGT es que el PSOE forme parte del bloque que necesitamos para conseguir nuestros objetivos”, ha afirmado Álvarez.

“Va a ser un año de recuperación de derechos”, ha augurado.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…