¿Para qué sirve realmente la ética?

17/02/2017

Miguel Ángel Valero. “Para ser protagonista de la propia vida, sin permitir que nos la hagan”, contesta Adela Cortina en una obra que ya lleva 7 ediciones.

La editorial Paidós puso en marcha la colección “¿Para qué sirve realmente?” con la obra de Adela Cortina sobre la ética, a la que siguió otra de Vicente Varó sobre los mercados financieros. El libro de Adela Cortina, “¿Para qué sirve realmente la ética?”, alcanza ya 7 ediciones con nueve propuestas de respuestas a esa pregunta tan trascendental.

La primera mujer que ingresó en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, catedrática de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia, nos recuerda a todos que “si no tomamos nota de lo cara que sale la falta de ética, en dinero y en dolor, el coste seguirá siendo imparable”. Y lo peor es que “seguirán pagándolo sobre todo los más débiles”.

Desgraciadamente, sobran los ejemplos (uno es ya demasiado) de las consecuencias de la falta de ética en las conductas de las personas, especialmente entre las que tienen responsabilidades políticas y sociales. Por eso siempre es bueno conocer para qué sirve realmente la ética, desde el planteamiento de que ninguna sociedad puede funcionar si sus miembros no mantienen una actitud moral (no voy a entrar aquí en las disquisiciones sobre las diferencias conceptuales entre ética y moral, que Adela Cortina resuelve perfectamente en su obra). De que ningún país puede evolucionar si las conductas inmorales de sus políticos, empresarios, o simples ciudadanos siguen proliferando con toda impunidad.

De todas las utilidades de la ética que propone Adela Cortina en su obra me quedo con ésta: “¿Para qué sirve la ética? Para ser protagonista de la propia vida, autora del guión de la propia fotografía, para construir con otros la vida compartida, sin permitir que nos la hagan. Para realizar un sueño, el de una sociedad sin dominación, en que todos podamos mirarnos a los ojos sin tener que bajarlos para conseguir lo que es nuestro derecho” (páginas 113-114).

 

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…