Divorcios digitales: llega la primera app para tramitarlos sin verse las caras

13/01/2017

Marta Villalba. iUrisfy solo es válida en los casos de mutuo acuerdo. Facilita la negociación del convenio regulador, con la posibilidad de consultar por videoconferencia con abogados para asesorarse.

Para los que no quieran ver ni en pintura a su pareja en un proceso de divorcio, una alternativa con la que se evita estar cara a cara: iUrisfy, la primera app en España con la que se tramita online en el caso de que exista mutuo acuerdo. “Hemos digitalizado el proceso y hemos creado una herramienta para negociar el convenio regulador sin necesidad de desplazarse a un despacho de abogados”, explica Ximena Bernaldo de Quirós, cofundadora  de la aplicación.

Disponible para iOS y Android, la app es gratuita, aunque el primer paso para empezar a utilizarla no es descargarla en el móvil, sino abrir la web de iUrisfy y elegir uno de los tres planes de tarifas para contratar el servicio. Una vez registrado y pagado (a través de PayPal), los usuarios reciben un código de producto en su email. A continuación, se descargan ambos la app en el móvil o la tableta e introducen el número recibido para vincularlos e iniciar el proceso. Al darse de alta en la web piden el nombre (y también el de la expareja), correo electrónico y teléfono.

El primero de los cinco pasos requeridos para iniciar la negociación del convenio regulador es facilitar los datos personales y el domicilio actual y el común (una información que es obligatorio proporcionar por ley). Después, toca rellenar toda la información para resolver el tema de la custodia compartida y la pensión de alimenticia. Para estimar la cuantía de esta última, la app ofrece un simulador que también se puede utilizar en la web del servicio. Cuando está completada toda la información, se genera de forma automática el convenio regulador, que se recibe por email y ambos deben firmar. Luego, se imprime y iUrisfy pasa a recogerlo al domicilio de cada usuario para entregarlo después en el juzgado junto con el resto de documentación (la empresa se encarga, además, de ir al Registro Civil para solicitar los certificados de matrimonio y nacimiento de los hijos).

iurisfy_2

Durante todo el proceso, la información rellenada por uno la recibe el otro y viceversa. De esta manera, cada uno puede hacer modificaciones hasta dar el visto bueno cuando los dos estén conformes con todos los puntos. “Todo lo que ha completado uno le llega al otro para que valide que todo está correcto. Aparte, dentro del propio sistema, disponen de un chat para comunicarse”, señala Bernaldo de Quirós.

Las tarifas son de 180 euros, 190 euros y 197 euros. La primera es la única que no incluye minutos para poder consultar a los abogados de iUrisfy cualquier duda que surja durante el trámite, a través de una videoconferencia en el móvil o la tableta. Es decir, que siempre hay alguien detrás para ayudar. El coste no varía con respecto al mismo trámite en este despacho de abogados.

Para los que quieren conocer la app, esta puede descargarse aunque no se haya contratado el servicio y acceder a la demo y el simulador. Además, a través de ella es posible contactar con el bufete en una videoconsulta (con precios desde los 15 euros por 15 minutos, pago que se efectúa también a través de PayPal).

“Lo que pretendemos con esta app es facilitar al máximo el trámite de divorcio, tan doloroso y desagradable en muchas ocasiones. Los cónyuges no tienen que desplazarse en ningún momento al despacho de los abogados ni al juzgado”, subraya Bernaldo de Quirós, excepto cuando llega el momento de la ratificación delante de juez. Eso ya no puede evitarse.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…