Arte, queso y vino. ¿Te apuntas?

29/01/2018

Carmela Díaz.

México es uno de los países con más contrastes geográficos y culturales del planeta. Hoy os presentamos al estado de Querétaro, segunda zona vitivinícola más importante del país, porque está promocionando una curiosa ruta turística y eno-gastronómica que combina el arte y la cultura con el conocimiento y degustación de sus vinos y quesos. El visitante gourmet quedará satisfecho cuando recorra la Ruta Arte, Queso y Vino de Querétaro.

Esta ruta la componen veintiséis viñedos y once queserías artesanales donde se puede apreciar desde el proceso de fabricación hasta la maduración de los productos, con la oportunidad de catar los productos regionales. En cuanto a la infraestructura turística, la Ruta Arte, Queso y Vino cuenta con 210 hoteles en toda la región; entre ellos una diversidad de hoteles boutiques y haciendas coloniales. Durante la ruta se ofrecen recorridos guiados por viñedos y vinícolas, para conocer los procesos de elaboración del vino, las cavas, y realizar degustaciones y maridajes. También los espacios de cría y ordeñe de ganado. Dentro de la propuesta se conjugan eventos culturales y artísticos como exposiciones, festivales musicales, conciertos… que permiten disfrutar una experiencia múltiple donde el visitante podrá complementar su estancia en esta región.

El estado de Querétaro también cuenta con otros muchos atractivos. Desde la Ciudad de Querétaro –capital del Estado y cuyo centro histórico ha sido reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad- hasta sus pueblos mágicos como Bernal, Tequisquiapan y Jalpan de Serra, hermosos paisajes verdes o sus cinco Misiones. Además, Querétaro cuenta con una gran variedad de museos, algunos de ellos localizados en edificios de la época virreinal, que ofrecen un interesante panorama de la historia y de las manifestaciones culturales que ha expresado el país. A pocos kilómetros de los edificios y el tráfico se encuentra el corazón verde de México. Es el otro tesoro de Querétaro: la Sierra Gorda, declarada reserva de la Biosfera por la gran biodiversidad y los distintos ecosistemas que encierra. Esta sierra queretana cuenta con variedades de flora y fauna endémicas de la zona.

Para los viajeros gourmet, además de vino y queso, en Querétaro se disfruta de una gran historia culinaria con las aportaciones europeas llegadas del siglo XVI. La gastronomía de la zona incluye platos que se han preparado en esta región desde el siglo XVI e incorporan ingredientes indígenas, mestizos y contemporáneos tales como el maíz, el chile, las cactáceas y frutas típicas de la región; las biznagas, el huamiche, los xoconostles transformados en deliciosos dulces, las tortillas con sello otomí; el delicioso tamal que se envuelve en hojas de papatla, llamado sacahuil, y las bebidas típicas como el simichol, hecha de maíz fermentado y el charape, hecho de piloncillo, son solo algunos ejemplos de esta exótica gastronomía. Otro de estos platos más famosos es el nopal en penca, preparado con un cactus relleno de nopales, ajos, cebollas, chiles y orégano, entre otros ingredientes diferentes. Luego se cocina y se sirve con queso, aguacate, cilantro y salsa preparada a base de jitomates, cebollas, chiles verdes, sal y limón.

Para viajar a Querétaro la mejor opción (según nos informa el buscador www.jetcost.es) es llegar a la capital del país desde distintas ciudades española por unos 660 euros ida y vuelta. Hay autobuses que salen desde el propio aeropuerto en la Terminal Norte México DF a Querétaro, destino que se alcanza en algo más de dos horas.

Si necesitáis más información: www.queretaro.travel

¿Te ha parecido interesante?

(+15 puntos, 15 votos)

Cargando…