Nueva ayuda para el alquiler, ¿permitirá a los jóvenes emanciparse antes?

13/03/2018

diarioabierto.es. Se supone que no deberíamos dedicar más del 30 o del 40% de nuestro sueldo al pago del alquiler. Si tenemos en cuenta que el sueldo neto más frecuente en España es de en torno a 1.000 euros, la cuota del alquiler no debería superar los 400 euros y eso, al menos en las grandes ciudades, es sumamente complicado.

Incluso aquellos que optan por compartir piso tienen que hacer frente, a veces, a mensualidades más altas. El precio medio de la vivienda en alquiler en España es de 1.170 euros mensuales (datos de febrero de 2018 recogidos por el portal EnAlquiler), aunque en ciudades como Madrid o Barcelona el valor se dispara hasta los 1.868 y 1.811 euros respectivamente.

En municipios como Ciudad Real, Ourense o Zamora hacer frente al alquiler es más sencillo, con mensualidades medias por debajo de los 500 euros, según datos del portal inmobiliario. Sin embargo, si atendemos a la media, incluso en esas ciudades alquilar un piso en solitario siendo mileuristas sería atreverse demasiado. Sin embargo, gracias a la reciente aprobación del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, emanciparse en solitario podrá ser más fácil para los jóvenes menores de 35 años.

Actualmente, la edad media de emancipación en España es los 29 años, según los datos aportados por Eurostat, tres años por encima de la media europea y mucho más tarde que en los países nórdicos (19,7 años en Suecia, 21,1 años en Dinamarca y 21,9 años en Finlandia). Con las nuevas ayudas que va a implantar el Gobierno, que podrían estar vigentes en un par de meses y que tendrán carácter retroactivo, esa edad podría disminuir para muchos jóvenes.

El nuevo paquete de ayudas, pensado para “facilitar el disfrute de una vivienda digna y adecuada a los jóvenes de menos de 35 años”, está pensado tanto para la compra como para el alquiler de viviendas. En el caso de los jóvenes que quieran tener su vivienda habitual en régimen de alquiler, la cuantía de la ayuda será de hasta el 50% del alquiler mensual, con un máximo de 300 euros, ya que uno de los requisitos es que el alquiler no supere los 600 euros. Así, un mileurista que entre en un piso en alquiler que cueste 600 euros solo tendrá que dedicar el 30% de su sueldo al pago de este (300 euros), señalan desde el comparador de hipotecas HelpMyCash.com, lo que facilitará que muchos vuelen del nido.

390 euros de ayuda al alquiler

Sin embargo, debido al elevado coste de la vivienda en España, la normativa también permitirá a los jóvenes que paguen alquileres de hasta 900 euros “en determinados ámbitos definidos por las comunidades autónomas” acogerse a la ayuda y estos, además de recibir el 50% de los primeros 600 euros, recibirán también hasta el 30% del tramo que vaya entre los 601 y los 900 euros. Así, el importe total de la ayuda será de hasta 390 euros. Para poder aplicar será necesario de forma general que los ingresos de la unidad de convivencia sean inferiores a tres veces el IPREM, aunque en el caso de las familiares numerosas generales y de las personas con discapacidad el umbral asciende hasta cuatro veces el indicador y en el de las familias numerosas especiales y las personas con determinados grados de discapacidad, hasta cinco veces.

En cuanto a la ayuda para comprar una vivienda, se mantienen los límites de ingresos y se especifica que el precio de adquisición tendrá que ser inferior a 100.000 euros. El importe de la ayuda en este caso será de hasta 10.800 euros con “un límite del 20% del precio de adquisición”. Eso sí, hay un requisito extra. Los que quieran comprar una vivienda y acogerse a la ayuda tendrán que comprar su casa en un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Hipotecas baratas para complementar la ayuda

Más allá del importe de la ayuda, aquellos jóvenes que decidan convertirse en propietarios antes de los 35 es más que probable que necesiten solicitar una hipoteca. Para ahorrar aún más, lo ideal, señalan desde el comparador HelpMyCash.com, es que el préstamo hipotecario sea lo más barato posible. Actualmente, el diferencial de las hipotecas variables más baratas se mueve en torno al 1% y los hay por debajo de esa cifra, pero debemos saber que algunos bancos exigen cobrar ingresos abultados para acceder a una de sus hipotecas.

Pero si tenemos en cuenta que el importe de la vivienda no puede superar los 100.000 euros, por lo que la hipoteca será de como máximo 80.000 y que el 20% restante se podrá pagar total o parcialmente con la ayuda, las cuotas de la hipoteca no deberían ser muy altas y es probable que el banco no exija ingresos mensuales demasiado altos. Eso sí, los jóvenes seguirán necesitando ahorrar el 15% del valor del inmueble para hacer frente a los gastos iniciales.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…