Los inspectores de seguros exigen un supervisor “fuerte e independiente”

12/07/2018

diarioabierto.es. La independencia, junto con una dotación presupuestaria suficiente, permitirá dar cumplimiento a las crecientes obligaciones y responsabilidades supervisoras derivadas del marco normativo de Solvencia II, señala el presidente de Apise, Santiago Durán.

La Asociación Profesional de Inspectores de Seguros del Estado (Apise) subraya la “imperiosa necesidad” de llevar a cabo una reforma “profunda” de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) que permita garantizar un supervisor “fuerte e independiente”.

El presidente de la asociación, Santiago Durán, estima que la independencia, junto con una dotación presupuestaria suficiente, en línea con la disponible por los distintos supervisores europeos, permitirá dar cumplimiento a las crecientes obligaciones y responsabilidades supervisoras derivadas del marco normativo de Solvencia II.

Recuerda que en el último examen realizado por el Fondo Monetario Internacional, si bien se destacó la competencia y cualificación de los profesionales de la DGSFP, se subraya como graves vulnerabilidades del supervisor de seguros la falta de recursos suficientes para desempeñar con eficacia sus objetivos de control, así como la falta de una política de retención de su personal.

Las facultades de inspección de las entidades aseguradoras y de las gestoras de los planes de pensiones están legalmente encomendadas al Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado, “extraordinariamente especializado que viene desarrollando estas funciones desde 1908 de una manera excepcional”, remarca el presidente de Apise

“Es por ello que nuestro conocimiento del sector y la supervisión nos convierte en los interlocutores más cualificados sobre cuáles son las necesidades reales de la supervisión de entidades aseguradoras y de los fondos de pensiones, que precisa de una modernización y adaptación que no esté sujeta a los cambios políticos”, argumenta.

Santiago Durán indica que se había iniciado la tramitación de un proyecto que “a priori parecía adecuado” para responder a las necesidades del supervisor de seguros y fondos de Pensiones, “siempre y cuando se le dotara de la financiación necesaria y de la imprescindible capacidad de autogestión de sus recursos”.

Y lamenta que los cambios de signo político “echan al traste una y otra vez las distintas propuestas planteadas, lo que desde el punto de vista de la asociación implica una grave irresponsabilidad, a la vez que provoca la frustración del colectivo de inspectores de seguros que solo busca la imparcialidad en su labor de protección del consumidor”.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…