Nobel de Química para Arnold, Smith y Winter por sus avances en el desarrollo de las proteínas

03/10/2018

diarioabierto.es. Los laureados en Química de este año aprovechan el poder de los principios de la evolución, el cambio genético y la selección, para desarrollar proteínas que resuelvan los problemas químicos de la humanidad.

El Premio Nobel de Química 2018 ha recaído en Frances H. Arnold, de Estados Unidos, por un lado, y en George P. Smith, también de Estados Unidos, y Gregory P. Winter, de Reino Unido, por otro.

Arnold ha sido distinguida por su trabajo relacionado con la “evolución dirigida de las enzimas”, mientras que de Smith y Winter se ha reconocido su labor en la “presentación en fagos de péptidos y anticuerpos”, según ha anunciado la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

La presentación en fagos es una técnica de laboratorio para el estudio de las interacciones proteína-proteína, proteína-péptido y proteína-ADN que utiliza bacteriófagos para conectar las proteínas con la información genética que las codifica.

El jurado de los Nobel destaca en su fallo que los métodos desarrollados por los galardonados se están desarrollando en la actualidad y a nivel internacional para promover una industria química más ecológica, producir nuevos materiales, fabricar biocombustibles sostenibles, mitigar enfermedades y salvar vidas.

Arnold, del Instituto de Tecnología de California, realizó la primera evolución dirigida de las enzimas, que son proteínas que catalizan las reacciones químicas. Las enzimas producidas a través de la evolución dirigida se utilizan para fabricar desde biocombustibles hasta productos farmacéuticos.

Smith, de la Universidad de Missouri, desarrolló un método conocido como visualización de fagos, en el que se puede usar un bacteriófago, un virus que infecta a las bacterias, para desarrollar nuevas proteínas.

Por su parte, Winter, del Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, ha utilizado la exhibición de fagos para producir nuevos productos farmacéuticos. Hoy en día, la presentación de fagos ha producido anticuerpos que pueden neutralizar las toxinas, contrarrestar las enfermedades autoinmunes y curar el cáncer metastásico.

Arnold es la quinta mujer en alzarse con un Nobel de Química. La última mujer que lo ganó fue Ada Yonath en 2009. La primera, Marie Curie, en 1911, también galardonada en 1903 con el Nobel de Física.

Este mismo martes, la Academia Sueca de Ciencias concedió el Nobel de Física 2018 a la científica canadiense Donna Strickland por sus “invenciones innovadoras en el campo de la física láser”, un premio que solo han ganado tres mujeres en los 117 años de historia de los galardones.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…