Diversas empresas colaboran en una acción formativa de innovación social para bachilleres

22/11/2018

diarioabierto.es. Se trata de un programa del CEU, pionero en el panorama educativo español.

Carmencita, Hidraqua, Tescoma, Energy System, Lokimica, Seur, Carrefour,  Pikolinos, Consum, Estudio Savage, RNB, Logifruit, Culdesac, el Diario Información y el Ayuntamiento de Albalat son algunas de las organizaciones que participan en esta primera edición del CEU Inschool University Diploma. Este programa arranca con el Diploma Universitario en Innovación Social, que seestá desarrollando en los colegios CEU de Alicante y Valencia, con la participación de 70 alumnos.

Con el respaldo de la Universidad CEU Cardenal Herrera, la colaboración de la consultora especializada en innovación BICG y la Cámara de Comercio de Alicante, el programa cuenta con el apoyo de Santander Universidades. En palabras de Luis Martínez-Abarca, responsable del área de Colegios CEU, el nuevo programa: “Prepara desde el colegio a nuestros chicos para aplicar las últimas herramientas y metodologías de innovación en uso en las empresas más punteras  —design thinking, lean startup, pensamiento creativo…—,  dando así respuesta a retos reales, con un enfoque adolescente, creativo, atrevido, propio de nuestros adolescentes de 16 años”.

Y añade Martínez-Abarca: “Se trata de un programa disruptivo porque, por primera vez, la Universidad, consultores expertos en innovación y la empresa se acercan al talento joven de los colegios para abordar retos sociales de nuestro entorno y trabajar en equipo con ellos —destaca Martínez-Abarca-. Estamos haciendo historia al unir estos cuatro elementos importantísimos”.

Retos para un mundo mejor
Los alumnos propondrán posibles soluciones a retos sociales que planteados por las empresas: desde cómo fomentar hábitos de vida más saludables hasta cómo utilizar la música para el aprendizaje de las personas con necesidades educativas especiales, o la inclusión de la mujer en el sector del transporte. Estos son los retos propuestos por las empresas a los alumnos:
♦ Hidraqua: aprovechar la reforestaci6n contra el impacto ambiental.
♦ Carmencita: promover las acciones de su plan de igualdad para obtener un mayor impacto en su plantilla.
♦ Levantina: buscar soluciones para ser más sostenibles con la reutilización de residuos para crear productos de valor añadido.
♦ Tescoma: lograr que la población tome conciencia de la importancia de adquirir unos hábitos alimenticios más saludables.
♦ Carrefour: diseñar dietas más saludables que impacten en la población positivamente.
♦ Lokimica: diseñar un modelo de empresa más saludable.
♦ Energy System: utilizar la música para potenciar el aprendizaje entre los alumnos con necesidades educativas especiales
♦ Seur: coseguir la inclusión de la mujer en el sector del transporte.
♦ Pikolinos: cómo trabajar en red para la mejora asistencial de enfermos con cáncer infantil o bien algún plan para el packaging ecológico e innovador de sus productos.
♦ Diario Información: encontrar una vía para promover su cabecera entre el público más joven.
♦ Consum: cómo podrían contribuir las empresas de supermercados a acabar con la obesidad en el público joven
♦ Estudio Savage: cómo se podría inculcar valores de sostenibilidad al mundo del diseño.
♦ RNB: idear una propuesta para adaptar las condiciones laborales dependiendo del tipo de desempeño.
♦ Logifruit: desarrollar un proceso de distribución de productos frescos centrado en un modelo de economía circular.
♦ Culdesac: cómo se podría regenerar la “zona X” de Valencia.
♦ Ayuntamiento de Albalat: cómo difundir Albalat 0,0, un iniciativa dirigida a disminuir las emisiones de CO2 con un impacto positivo en la población.

Tras la exposición de todos estos retos, alumnos y empresas, guiados por la consultora BICG, han empezado a trabajar juntos en la primera de once sesiones, desarrollando sus habilidades y aplicando metodologías punteras. Según Martínez-Abarca, lo más importante de este programa es que logrará que los “saquen los pies del libro” para ponerlos en la realidad. Y termina diciendo el responsable del área de Colegios CEU  que este programa es mucho más ambicioso que la oferta existente, porque “no se trata de convertirse en observadores sino en formar parte, en ser auténticos agentes de la transformación, que es lo más valioso para un alumno que tiene la energía, la ilusión y la imaginación que tienen los alumnos de bachillerato. Están deseando que creamos en ellos para ponerse en marcha, y realmente tenemos que aprovechar toda esa energía”.


Más información
⇒ Seguir en Twitter a la Universidad CEU Cardenal Herrera (@uchceu), a la consultora BICG (@BICGtweets) y a la @CamaraAlicante

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…