Los inversores españoles, por encima de la media europea en inversiones de bajo riesgo y en exposición a efectivo

05/12/2018

diarioabierto.es. Con este enfoque tan conservador, para Schroders resulta "sorprendente" que las expectativas de rentabilidad anual de los inversores españoles se sitúen en un 9%, una cifra que no se ajusta a la realidad.

Los inversores españoles tienen casi la mitad de su cartera (49%) en inversiones de bajo riesgo, por encima de la media europea (45%) y solo por debajo de Italia (51%) y Portugal (57%), y se sitúan por encima de la media en la exposición que tienen a efectivo, con un 27% de la cartera en comparación con el 25% de la media europea, según revela el Estudio Global de Inversión 2018 de Schroders.

Por otro lado, el informe expone que existen “claras diferencias” entre los españoles que se consideran inversores “avanzados o expertos” y los “principiantes”, en relación a la exposición al riesgo de sus inversiones. Aquellos que se consideran avanzados o expertos adoptan un nivel de riesgo superior, invirtiendo un 23% de su cartera en inversiones de alto riesgo, en comparación con los que cuentan con conocimientos de nivel principiante o básico, que solo tienen una exposición del 9% en esta clase de activos. En el lado contrario, los inversores avanzados o expertos dedican al bajo riesgo un 42% de sus inversiones, mientras que los que tienen menos conocimientos invierten de media un 58%. Según Schroders, esto indica que los inversores con más conocimientos confían más en la posibilidad de obtener beneficios a través de un mayor riesgo.

En términos demográficos, los ‘millennials’ españoles, aquellos de entre 18 y 36 años, invierten más en productos de alto riesgo, con una asignación media del 21% de sus carteras, que los españoles mayores de 37, que se muestran claramente “más cautos” y asignan tan solo un 14% de sus inversiones a activos de alto riesgo. De acuerdo con el estudio, esto supone un enfoque “más prudente” en vista de sus perfiles de inversión ya que el 51% de la cartera de los españoles mayores de 37 años está en activos de bajo riesgo mientras que los ‘millennials’ asignan algo menos, el 45% de media. Si analizamos las respuestas de los mayores de 65 años, las diferencias son aún más claras especialmente en la exposición a activos de bajo riesgo, con un 56% de la cartera asignada aquí.

Además, el informe revela que los inversores españoles avanzados o expertos también cuentan con una asignación a efectivo “significativamente inferior” a la de los principiantes. En total, de media invierten un 20% de sus carteras en efectivo, frente al 37% de los inversores con menor conocimiento financiero.

La asignación a efectivo de los inversores de nuestro país en general (27%) es ligeramente superior a la media de los inversores europeos, con un 25% de sus carteras en efectivo. Así pues, los inversores españoles avanzados o expertos presentan una mayor exposición a la renta variable (39%), la renta fija (15%), los fondos inmobiliarios (11%) y las inversiones alternativas (14%).

En general, un 23% de los inversores españoles con conocimientos financieros de nivel avanzado o experto cree que sus carteras están “muy bien” diversificadas, en comparación con el 6% de los de nivel principiante o básico. Pero los datos totales señalan que el 81% de los inversores españoles, sin tener en cuenta sus conocimientos de inversión, creen que sus carteras están “muy o bastante bien” diversificadas, frente al 79% de Europa.

Respecto a la inversión, las más interesantes para los españoles son las tecnologías disruptivas, la sostenibilidad, las materias primas y la salud. Los ‘millennials’ españoles y los inversores avanzados o expertos muestran especial interés por la sostenibilidad como temática de inversión. Para los españoles mayores de 37, la temática más importante son las tecnologías disruptivas.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…