El error del traje de Cristina Pedroche

03/01/2019

Carmen Duerto.

El error del primer traje que uso Cristina Pedroche para dar las campanadas de Nochevieja no era que fuera un bikini de flores, que estuviera a cero grados en el balcón de la Puerta del Sol de Madrid era intranscendente y que fuera copia del traje de novia creado por Yves Saint Laurent en 1999 tampoco parece importar mucho en la época del corta y pega. El verdadero error, desde mi punto de vista, fue para la firma catalana Tot-Hom que en realidad fue contratada para coser flores de colores en un bikini y ponerle una cola de tul rosa, siguiendo la foto del original del modisto francés. Esos cinco minutos de gloria, cuando medio país está concentrado mirando la pantalla de la televisión esperando que suenen las campanadas, Marta Rota los desaprovechó y en vez de crear/diseñar un Tot-Hom imitó o trató de imitar un Yves Saint Laurent, su creatividad se limitó a coser flores. La cadena de televisión, el estilista y la propia presentadora ya contaban que habría polémica e incluso, la esperaban con su batería de argumentos y sentido del humor preparados para hacer frente a la oleada de críticas por el plagio y por el bikini de invierno. Que no se respete la propiedad intelectual de los artistas, como reivindica el diseñador, Fernando Lemoniez, indignaba a muchos. “Los diseñadores tenemos que tratar con respeto el trabajo de los Maestros y aprender de ellos. Si te ha gustado el traje de YSL, inspírate en él pero no lo intentes calcar. Lo de provocar en la moda, de esta manera, demuestra pobreza de espíritu. Dale un nuevo giro al original y llévalo a tu estilo o línea de diseño. Prada lo hace mucho y el resultado es mágico”, así se manifestaba Lemoniez. El diseñador vasco fue testigo en primera fila del desfile de primavera-verano 1999 de YSL y literalmente se quedaba atónito cuando veía en la pantalla de su televisor a Cristina Pedroche con el bikini lleno de flores, en una imitación de la salida 68 con el “robe de mariée” con el que una jovencísima Laeticia Casta desfilaba, pero 19 años antes y en París.

Creo que ha sido una oportunidad desaprovechada para Tot-Hom porque no recordaremos su diseño, puesto que no ha diseñado nada, algo que Caprile sí hizo con el que vestía Anne Igartiburu o Avellaneda con el que llevaba Lara Álvarez. Ellos sí que mostraron sus diseños, igual que Acosta con el segundo vestido, el de lentejuelas y cristales verdes, que lucía Cristina Pedroche para dar las campanadas a la hora canaria. Si es inspiración, homenaje o si puede salir con bikini ya se ha debatido muchísimo desde el minuto uno de 2019, así que yo destaco la oportunidad desaprovechada para Tot-Hom.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…