Es necesario un registro de franquiciadores, actualizado y de utilidad para los emprendedores

09/01/2019

Luisa Masuet, presidenta de la AEF. En 2018, la franquicia ha consolidado su madurez.

Acabamos de dejar atrás un año 2018 que, sin lugar a dudas, ha sido positivo para el sistema de franquicias en España, y no solo por las cifras de crecimiento que lleva experimentando de manera consecutiva desde hace cuatro ejercicios, sino porque se ha consolidado como un modelo de comercialización empresarial que se contempla como una de las primeras opciones a la hora de abrir un negocio, por parte de los emprendedores. Y también porque la franquicia cada vez es objeto de mayor atención por parte de distintos organismos, ministerios, ayuntamientos, instituciones y otras asociaciones, al ser una fórmula de comercio capaz de generar empleo año tras año, incluso en plena época de crisis.

Ante esta realidad, el pasado 2018 se ha caracterizado por las cifras de crecimiento registradas en el informe nacional que elaboramos en la AEF desde hace 16 años, en todas las variables de número de redes, establecimientos, facturación y empleo generado, así como en el informe internacional, que desvela que un 30% de nuestras enseñas ya han dado el importante paso de implantarse en otros mercados. Mención especial merece el “Observatorio de la Jurisprudencia de Franquicias en España”, un estudio elaborado por nuestro Comité de Expertos Jurídicos, que en su segunda edición ha analizado las sentencias registradas entre 2012 y 2017, 242 en total, lo que supone una litigiosidad media del 0,08% durante este periodo, lo cual reafirma a la franquicia como un sistema poco conflictivo en la relación entre franquiciador y franquiciado, al tiempo que transmite confianza al mercado y seguridad a quienes apuestan por entrar a formar parte del mismo.

Imagen: Victoria Heath, obtenida en unsplash.com y modificada.

A su vez, en la recta final de 2018 asistimos a la derogación del Registro de Franquiciadores, tal y como quedó recogido en el Boletín Oficial del Estado del pasado 8 de diciembre. Desde la AEF siempre hemos defendido la existencia de un Registro que ofreciese información útil, práctica y veraz a las personas interesadas en montar una franquicia, pero también somos conscientes de que esa herramienta no podía limitarse a ser un mero listado, sin actualizar y que no aportaba fiabilidad a los usuarios que la consultaban. Ahora, una vez derogado el Registro de Franquiciadores, estamos trabajando conjuntamente con la Secretaría de Estado de Comercio, con la que acabamos de firmar un Protocolo General de Actuación, con el objetivo de buscar soluciones en esta materia, sabedores de que es necesario contar con un Registro especifico de franquicias, pero que esté bien gestionado, actualizado y que sea de utilidad para los emprendedores que quieran informarse sobre este sistema de negocio.

Retos para 2019
De cara a este nuevo año, el reto principal de la franquicia es continuar caminando de manera firme y decidida, como viene haciendo hasta ahora, consolidando y reforzando lo logrado y mirando al futuro, a corto y medio plazo, con optimismo. De hecho, las previsiones que manejamos desde la AEF auguran un quinto año de crecimiento consecutivo en todas las variables del sistema, a cierre de 2018, refrendando el buen momento en el que se encuentra, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Otro de los objetivos que nos hemos marcado es el de ir dando más voz y protagonismo a los franquiciados, como parte fundamental de la franquicia. En algunas asociaciones de otros países europeos ya se van integrando y creemos que ha llegado el momento de que en España, donde el sistema ya ha alcanzado la madurez y está consolidado, también demos este importante y decisivo paso. Y lo haremos de forma paulatina y progresiva, poco a poco, pero sin vuelta atrás.

En definitiva, la franquicia afronta este 2019 gozando de buena salud, buscando consolidar el hueco que por derecho propio se ha ganado en la economía nacional, volviendo a ser un sistema de negocio con escasos litigios y siendo objeto de atención por parte de organismos e instituciones, entidades financieras y, especialmente, de emprendedores que, o bien apuestan por franquiciar sus empresas o bien por convertirse en empresarios franquiciados. En un escenario tan propicio, solo queda seguir trabajando en esta misma dirección, porque, sin duda, es la correcta.

Luisa Masuet.

Luisa Masuet es presidenta de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

 

 

 

 

Más información
⇒ Leer el artículo La Secretaría de Estado de Comercio y la AEF estrechan lazos en materia de franquicias
⇒ Seguir en Twitter a la AEF: @AEFranquiciador 
⇒ La AEF en Facebook
⇒ En LinkedIn, súmate al grupo Observatorio de la Franquicia en España, creado por la AEF.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…