Los grandes beneficios de una gestión inclusiva

15/01/2019

diarioabierto.es. El informe de la EAE Business School recuerda qué supone gestionar la diversidad y cuáles son sus beneficios:

La gestión de la diversidad hace referencia a las acciones que, de forma voluntaria, realizan las organizaciones con el propósito de crear una mayor inclusión de empleados de diferentes orígenes en las estructuras tanto formales, como informales de la organización a través de políticas y programas claramente delimitados. Es el proceso orientado a crear y mantener un entorno de trabajo positivo en el que las diferencias son valoradas y gestionadas para alcanzar las metas de la organización. Los líderes empresariales necesitan gestionar adecuadamente esta diversidad en un entorno de trabajo que cambia y evoluciona rápidamente porque la diversidad tiene un valor central.

Según Adler (1997) son cada vez más numerosas las organizaciones que deben moverse de mercados nacionales a internacionales, transformando en el camino su estrategia para competir en entornos globales. En este contexto, la gestión de la diversidad y las diferencias culturales se ha convertido en un elemento clave para generar ventaja competitiva.

La diversidad incorpora elementos tales como cultura, raza, género, edad, capacidades físicas u orientación sexual. Una buena gestión de la diversidad requiere una cultura organizacional en la que cada empleado puede realizarse sin ser discriminado por razones no profesionales como su género, raza, nacionalidad, religión o cualesquiera otros factores no vinculados al rendimiento profesional. La gestión de la diversidad implica la necesidad de que todos los trabajadores puedan desarrollarse y promocionarse hasta su máximo potencial en un entorno de trabajo ecuánime. Las organizaciones inclusivas son más exitosas, porque:

  • Los equipos de trabajo más diversos son también mucho más eficientes a la hora de garantizar un mayor éxito en diferentes mercados y tipologías de clientes.
  • Incrementa la creatividad y el emprendimiento por la riqueza que implica perspectivas y enfoques de trabajo muy diferentes.
  • Aumenta la atractividad de la empresa en el mercado de trabajo, permitiendo gestionar una mayor y mejor cantera de talento.
  • Mejora la cultura organizacional. Los entornos de trabajo diversos son mucho más atractivos, especialmente para las nuevas generaciones que se incorporan al mercado de trabajo.
  • Incrementa la reputación de la compañía: la sociedad y los gobiernos valoran de forma muy positiva aquellas prácticas orientadas a la diversidad y la integración de diferentes colectivos en el entorno empresarial.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…