Los humanos ya cazaban con perros hace 11.500 años

23/01/2019

diarioabierto.es. Hace 11.500 años, en lo que ahora es el noreste de Jordania, la gente comenzó a vivir junto a los perros y parece que también los utilizó para la caza, según los arqueólogos.

Un grupo de arqueólogos sugiere en un nuevo estudio que la introducción de perros como ayuda para la caza puede explicar el aumento dramático de las liebres y otras pequeñas presas en los restos arqueológicos de la zona.

Los perros fueron domesticados por los humanos tan pronto como hace 14.000 años en el Cercano Oriente, pero hasta ahora no está claro si esto fue accidental o a propósito.

La investigación publicada en el Journal of Anthropological Archaeology por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Copenhague y el University College London puede sugerir que los humanos valoraron la capacidad de rastreo y caza de los primeros perros domésticos más de lo que se sabía anteriormente.

Un estudio de huesos de animales del asentamiento Shubayqa 6 en el noreste de Jordania, de hace 11.500 años, no solo sugiere que los perros estaban presentes en esta región al comienzo del período neolítico, sino que los humanos y los perros probablemente cazaron animales juntos.

«El estudio del gran conjunto de huesos de animales de Shubayqa 6 reveló una gran proporción de huesos con signos inequívocos de haber pasado por el tracto digestivo de otro animal; estos huesos son tan grandes que no pueden haber sido tragados por los humanos, sino que deben ha sido digerido por perros», explicó en un comunicado la zooarqueóloga y autora principal del estudio, Lisa Yeomans.

Lisa Yeomans y sus colegas han podido demostrar que Shubayqa 6 estuvo ocupado todo el año, lo que sugiere que los perros vivían juntos con los humanos en lugar de visitar el sitio cuando no había habitantes.

«Los perros no se mantuvieron al margen del asentamiento, sino que debieron integrarse estrechamente en todos los aspectos de la vida cotidiana y se les permitió vagar libremente por el asentamiento, alimentarse de huesos descartados y defecar en y alrededor del sitio», explica.

Cuando Yeomans y sus coautores examinaron los datos analizados, también notaron un curioso aumento en el número de liebres en el momento en que los perros aparecieron en Shubayqa 6. Las liebres fueron cazadas por su carne, pero los habitantes de Shubayqa 6 también usaron los huesos de liebre para hacer abalorios. El equipo cree que es probable que la aparición de perros y el aumento de las liebres estén relacionados.

«El uso de perros para cazar presas más pequeñas y rápidas, como liebres y zorros, tal vez llevándolos a recintos, podría proporcionar una explicación que esté en línea con la evidencia que hemos reunido. La larga historia del uso de perros, para cazar tanto pequeños como «como presa más grande, en la región es bien conocido, y sería extraño no considerar la caza ayudada por perros como una explicación probable de la repentina abundancia de presas más pequeñas en el registro arqueológico», dijo Lisa Yeomans.

«El cambio también puede estar asociado con un cambio en la técnica de caza, de un método, como la malla, dirigido a una porción no selectiva de la población de liebre capturada, a un método selectivo de caza en el que se atacaron animales individuales. Esto podría haberse logrado con los perros».

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.