Un 83% de las entidades de inversión españolas mantiene en su cartera activos sostenibles

03/04/2019

diarioabierto.es. Un informe de europeG asegura que las inversiones 'verdes' tienen "igual o más rentabilidad" que las que no se consideran de este tipo.

Más de ocho de cada diez entidades de inversión en España (83%) mantienen en sus carteras activos sostenibles con el medio ambiente, motivados principalmente por la demanda de sus clientes y por considerar que es una mejor estrategia de inversión.

Así se despende del ‘Policy Brief’ elaborado por el Grupo de Opinión y Reflexión en Economía Política europeG, y presentado este miércoles por Afi junto con la presencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el que recomienda que se incentiven e impulsen las inversiones sostenibles.

El trabajo de campo incluido en el estudio constata la creciente sensibilidad hacia la inversión sostenible, al comprobar que tan solo un 17% de las entidades no tiene ninguna inversión en sus carteras. Un 54% de ellas mantiene entre un 1% y un 20%, y en un 25% de inversores institucionales ya es mayoritaria la presencia de inversiones sostenibles.

La motivación para incrementar su inversión en este tipo de activos viene demandada por los clientes en un 60% de los casos, además de por considerarla mejor inversión, en un 55% de los casos. A su vez, un 20% lo hace por diferenciarse de la competencia y un 15% por necesidades normativas y porque es «tendencia» de mercado.

No obstante, pese a que los principales bancos españoles desarrollaron una intensa actividad en emisiones ‘verdes’ en 2017, con volúmenes en torno a los 2.000 millones de dólares, todavía están «claramente» por debajo de los principales agentes internacionales en este ámbito, cuyas operaciones superaron los 7.000 millones.

De hecho, en todo el mundo, el mercado de bonos ‘verdes’ ha crecido de forma exponencial en los últimos años, alcanzando a cierre de 2017 un saldo vivo de 372.000 millones de dólares (331.000 millones de euros) y unas emisiones que superaron los 160.000 millones (142.300 millones de euros) en 2018.

Por todo ello, europeG recomienda que se incentiven las inversiones sostenibles en España a través de la nueva Ley de cambio climático y transición energética con el impulso del desarrollo normativo.

Mayor rentabilidad

Además, según el informe, las inversiones ‘verdes’ tienen «igual o más rentabilidad» que las que no se consideran de este tipo, además de «al menos» un menor riesgo.

En concreto, la mayoría de los inversores, un 65%, afirma que la inversión sostenible genera una rentabilidad similar al resto de inversiones, mientras que un 25% considera que crea mejor rentabilidad, frente a solo un 10% que opina lo contrario.

En España, Iberdrola fue la pionera en la emisión de bonos verdes, en 2014, y desde esa fecha ha incrementado los importes y la periodicidad, hasta los más de 1.400 millones de euros. Otras empresas energéticas han seguido la iniciativa, consiguiendo una buena aceptación por el mercado.

Las empresas señalan que se trata de emisiones vinculadas a una estrategia clara de inversiones en infraestructuras para el proceso de descarbonización de la actividad económica. A su vez, otorgan a la entidad una reputación positiva que, en general, compensa los mayores requisitos de información que exigen, y no tanto un «efecto precio».


¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…