JLR prepara un «ejército» para vender sus eléctricos de lujo

18/06/2024

Motor Lobby.

JLR, la empresa inglesa que aglutina las marcas Jaguar y Land Rover, ha formado en tiempo récord más de 20.000 empleados para fabricar y vender sus nuevos coches eléctricos de lujo.

El fabricante de automóviles de lujo JLR ha anunciado un importante progreso a la hora de formar a su plantilla en electrificación. Más de 20.000 «compañeros y socios» de JLR han recibido formación en electrificación y funciones digitales en el marco del Programa de Habilidades Futuras de JLR.

Las cifras de la formación del mayor fabricante de automóviles de lujo de Reino Unido incluyen más de 2.400 empleados de producción de las plantas de allí que han podido desarrollar sus habilidades para trabajar con vehículos eléctricos. Más del 95% de los técnicos de los concesionarios asociados (10.000 personas) están ya especializados para garantizar que los talleres estén preparados para trabajar con los vehículos eléctricos de lujo de la nueva generación de JLR. Casi 3.000 ingenieros han recibido formación en electrificación. Unos 2.500 se han formado en datos y funciones digitales. Más de 4.200 aprendices de los concesionarios asociados de JLR y empleados del programa Early Careers están formándose en la actualidad.

La llegada del nuevo Range Rover eléctrico que se fabricará en Solihull (Reino Unido), y para el que los clientes pueden apuntarse ya a la lista de espera, ha generado tal expectación que se encuentran trabajando sin descanso para transformar las instalaciones de JLR para la producción de vehículos eléctricos lo más rápido posible, mientras más de 11.000 empleados de producción de JLR reciben formación en electrificación.

En el ejercicio fiscal 2024, JLR amplió aún más sus competencias de base con la creación de 950 puestos de trabajo de ingeniería relacionados con la electrificación. La JLR Learning Academy impulsa el Programa de Habilidades Futuras gracias a una inversión de 20 millones de libras anuales, que se dedican a la formación de empleados y socios de JLR con el objetivo de que puedan alcanzar su máximo potencial. Próximamente, JLR proporcionará formación a un mínimo de 15.000 empleados más de los ámbitos de producción, ingeniería y taller como parte de este programa.

La electrificación supone nuevas oportunidades para personas de diferentes trayectorias profesionales. A diferencia del típico trabajo manual intenso con motores de combustión interna, los vehículos eléctricos permiten centrarse más en los procesos, por lo que se trata de un trabajo accesible para una gama más amplia de empleados, donde también se incluyen las personas neurodivergentes.

La técnica especialista de concesionarios JLR Chloe Taylor, que trabaja en una sede de Sytner en Northampton, asegura: «Empecé trabajando como aprendiz con tecnología de combustión y, hace poco, he completado una formación para desmontar baterías de alto voltaje de vehículos eléctricos. La transición a vehículos eléctricos permite aprender muchísimo, ya que gran parte del trabajo pesado que suponen los vehículos de combustión interna se transforma en un trabajo diagnóstico que se centra más en la tecnología y los procesos. Espero que el cambio anime a más mujeres a seguir mis pasos».

Barbara Bergmeier, Executive Director de Industrial Operations en JLR, añade: «Se están desvelando a una velocidad vertiginosa los planes para electrificar nuestras codiciadas marcas de lujo moderno, y estoy muy satisfecha con el ritmo al que se está formando nuestra plantilla de talento excepcional con el Programa de Habilidades Futuras. Seguimos un proceso para atraer y formar a personal diverso de gran talento, y la electrificación ofrece nuevas oportunidades que pueden llamar la atención de mujeres como Chloe, que antes estaba especializada en combustión interna. La implementación de nuestra estrategia Reimagine depende de los conocimientos de nuestra plantilla, y la diversidad refuerza nuestra capacidad».

JLR también ha puesto en marcha otras iniciativas para facilitar que personas de trayectorias profesionales muy diversas puedan acceder a una carrera basada en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM). Estos son algunos ejemplos recientes:

Un programa de experiencia laboral virtual con 2.000 inscripciones en ocho semanas, donde el 31 % son mujeres y niñas. Un programa en colaboración con varios colegios para animar a estudiantes de diversas procedencias a comenzar una carrera en STEM. Colaboraciones para atraer a candidatos más diversos al programa Early Careers de JLR. Uso de IA para crear ofertas de trabajo con una redacción más diversa e inclusiva.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.