Tribunas

El retorno de la meritocracia

Por Andrés Fontenla,
director general de Futurestep España.
Gracias a los avances tecnológicos de las últimas décadas podemos seguir más de cerca un partido de fútbol y tener mucha más información en tiempo real: conocer el tiempo de posesión, los tiros a puerta, acceder a comparativos históricos de aciertos de cada equipo o jugador. Pero lo que no ha cambiando es el grado de emoción que sentimos ante la pérdida o la victoria de nuestro equipo. Quizá la interiorización de que este elemento nos diferencia de las demás criaturas, nos hace también admirar naturalmente a un equipo contrario cuando es merecido.

El dinero sirve de poco, sin competencia, astucia y valentía

Alexis Díaz Lorenzo,
director en Low Cost Consulting Concept.
El dinero tiene el valor de la mano que lo gestiona. Sin duda, es un aliado valioso, al igual que lo es una espada bien afilada para un soldado diestro en el arte de la esgrima. Pero la espada obtiene su valor de la pericia y del músculo que la mueven, así como los recursos económicos se obtienen de las habilidades y capacidades de la mano del gestor que los administra. Sin embargo, la espada en manos inexpertas ofrece escasa ventaja en una contienda, del mismo modo que el dinero, a cargo de un mal gestor, se evaporará sin que su propietario llegue a ser plenamente consciente del porqué.

El directivo eficaz

Santiago de Miguel, presidente
de People Excellence.
La primera pregunta que nos deberíamos hacer respecto a qué significa ser eficaz a la hora de dirigir a un equipo sería intentar delimitar qué es lo que hace que un equipo tenga mayor rendimiento que otros de similares características. Seguramente nos encontraremos con multitud de variables que podrían explicar los resultados de un equipo pero, sin duda, los niveles de compromiso y satisfacción de sus componentes estarían entre ellas.

Nadie te podrá plagiar la relación con tus clientes ni la experiencia que les ofreces

José Ignacio Ruíz,
director del eBook ‘Customer Experience’.
Estamos en un momento complicado para muchas empresas. El perfil del cliente y el marco en el que las empresas desarrollan sus actividades está cambiando rápidamente. Además, la actual crisis económica y de valores contribuye a acentuar esta situación, y vemos que ofrecer calidad ya no es suficiente para tener éxito.

Formación: originalidades, las justas

Jose Hermida, periodista,
escritor y consultor de comunicación.
La socia-directora de Training Up, Felisa de la Fuente Cid, visita a Ernesto Vellín, responsable de RRH en Murray & Co (empresa de moda de vanguardia en la que ninguno de sus empleados tienen ni la más remota idea de quién demonios puede ser el tal Murray). Felisa y Ernesto no hablan inglés, pero pronuncian con soltura 'training' y 'three-sixty'. También son capaces de decir 'brochure' con un convincente acento de La Isla.

Las marcas de la distribución MDD

Antonio Díaz Morales, director general
de Nebrija Business School.
Las marcas propias (MDD) han sido un fenómeno que ha revolucionado la distribución de productos de gran consumo y que con el tiempo han impactado en otros muchos sectores a los que hoy denominamos ‘low cost’. Y ello se debe a la involucración del consumidor en el proceso de decisión de compra y su análisis de relación calidad precio.

Formación in company, flexible y a la carta

Rosa Quiñones, ‘sales manager’ en CICE,
Escuela Profesional de Nuevas Tecnologías.
¿Afecta la situación económica a la demanda de formación? ¿Han cambiado las necesidades de formación en las empresas? ¿Se adapta la formación a los tiempos que corren?

Cómo luchar contra los riesgos que afectan al desarrollo del negocio

José Ángel Salgado,
ingeniero de Riesgos de Chartis Insurance.
Global Loss Prevention, división de la compañía multinacional Chartis Insurance, proporciona servicios de asesoramiento para reducir, mitigar en incluso eliminar los riesgos que puedan afectar al desarrollo de negocio: industriales, así como de edificios comerciales y oficinas.

Liderando en valores y desde los valores

Ángel López,
gerente de People Excellence.
“Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”. Así de irónico, transgresor e irreverente se mostraba ese genio del humor que fue Groucho Marx en una de sus citas más celebres. Trasladando al mundo empresarial esa perla de la ironía, podríamos encontrarnos con algo parecido a: “Estos son mis valores corporativos, pero los cambio, adapto o modifico con total facilidad en función de las necesidades coyunturales a las que me enfrento”.

La excelencia es una experiencia placentera

Ignacio de Jorge,
director de Moebius Consulting.
Era en un pueblo al borde de la Albufera, entre Valencia y Cullera. El restaurante había adquirido buena reputación por sus paellas entre los vecinos y veraneantes de la zona. Desde mi mesa al lado de la puerta de entrada estuve observando al encargado. Atendía con otros camareros las mesas de la sala y él se ocupaba del “otro negocio”, las paellas de encargo que venían a recoger al restaurante.

El directivo eficiente

Sergio Bernués Coré, director general
de Marketing de Pymes Consultores.
Los directivos, como los buenos delanteros, no deben ir donde está la pelota sino donde estará en los próximos segundos… ¡GOL! (parafraseando a Wayne Gretzky). De su capacidad de adelantarse y sincronizar su modelo de negocio con el entorno, orientando la empresa al cliente, depende su éxito.

Innovar ¿recomendación u obligación para las pymes?

Virgilio Tello,
director general de Panel Sistemas.
En una situación de crisis como la actual, es significativo comprobar que son pocas las empresas españolas que, en el mejor de los casos, aplican la máxima de “renovarse o morir”, obligándose a mejorar constantemente. Muy pocas son las que en estos momentos están invirtiendo en el desarrollo de nuevos productos, o en mejorar alguno de sus procesos de producción.

Entrenarse para sobrevivir…

Oliva González González,
socia directora de MyO Company.
Llevo casi 20 años dedicada al mundo de la empresa. Desde que era muy pequeña crecí escuchando a mi padre las bondades del ‘management’ y del mundo empresarial, y supongo que ahí nació mi interés y mi pasión por este mundo.

¿Y por qué no somos competitivos? ¿Y por qué no somos innovadores?

Alexis Díaz Lorenzo,
director en LowCostConsulting Concept.
Queremos que nuestros negocios funcionen, que sean impermeables a los ciclos económicos, queremos ser competitivos y “ganarnos bien la vida”… ¿y qué hacemos diferente que no se esté haciendo ya? Y si hemos amanecido tarde, ¿qué cuestiones estamos pensando desarrollar en nuestros negocios que los hagan más rentables, mejores que los de la competencia y aporten mayor valor a los clientes?