El Deutsche Bank registra unas pérdidas de 100.000 millones de euros

18/04/2013

diarioabierto.es. La agencia de rating asegura que el Deutsche Bank necesita 100.000 millones de euros, mientras el sistema financiero alemán ha recibido 700.000 millones de la línea de crédito del BCE.

Egan-Jones, una de las nueve agencias de rating reconocidas por la Comisión del Mercado de Valores (SEC) estadounidense, ha rebajado la calificación de Alemania alegando que su sistema bancario, y en particular el Deutsche Bank, arrastra un agujero de cientos de miles de millones de euros.

De acuerdo con el análisis de la agencia de calificación, el rating de Alemania pasa de A+ hasta A, con perspectiva negativa, dado el problema que tienen los bancos germanos.

En concreto, la agencia hace referiencia a la entidad más grande de Alemania, el Deutsche Bank, que según Egan-Jones ha ajustado en un 2% la proporción de patrimonio que le tocaría recibir al accionista en caso de liquidación de la compañia (en términos técnicos, “shareholder equity asset”).

De ese ajuste del 2% del patrimonio, la agencia de rating llega a la conclusión de que la entidad germana necesitaría hasta 100.000 millones de euros en ayudas a fin de cumplir sus compromisos. Esta cantidad multiplicaría por cuatro las ayudas por valor de 23.000 millones que ha recibido Bankia.

El sistema financiero alemán, incluidas sus cajas de ahorros (landesbanken) habrían recibido hasta 700.000 millones de euros procedente de la línea de crédito  (Target 2) del Banco Central Europeo (BCE).

También se recuerda en el informe de la agencia que muchas entidades alemanas tienen un elevado nivel de exposición a las economías griega, italiana o española.

Egan-Jones es una agencia que presume de financiarse tan sólo con el dinero de sus inversores privados, no cobrando así por informe, y garantizando de este modo su independencia. Fundada en 1995 por el ex banquero Sean Egan. Es, además, una de las nueve calificadoras registradas en la SEC y, de hecho, a principios de este año tuvo un conflicto con esta institución, que quiso prohibir temporalmente a Egan-Jones emitir notas sobre cualquier rating soberano por haber caído en un conflicto de intereses.

Tanto Moodys, así como Standard & Poors y Fitch Ratings, las tres grandes agencias de calificación mundiales, mantienen la máxima calificación crediticia de Alemania (triple A). También mantenían la máxima calificación crediticia de Lehman Brothers el lunes 15 de septiembre del año 2008, momento en el que esta entidad, el cuarto banco de inversión más grande del mundo, anunció su quiebra y se desplomó, causando el inicio de la crisis financiera internacional.

Para seguirnos en twitter: @diarioabierto https://twitter.com/diarioabierto

Para seguirnos en facebook: http://www.facebook.com/diarioabierto

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Loading ... Loading ...