La pérdida de beneficios y los ciberataques quitan el sueño a las empresas españolas

11/01/2017

Miguel Ángel Valero. Allianz Global Corporate & Specialty destaca que las pymes están subestimando los riesgos cibernéticos. // Barómetro Allianz Riesgo

La pérdida de beneficio (por la interrupción de la actividad o por otras causas) y los ataques cibernéticos son los principales riesgos a los que se enfrentan las empresas españolas según el 6º Barómetro de Riesgos de Allianz, elaborado por Allianz Global Corporate & Specialty

La pérdida de beneficios sigue ocupando el primer puesto por quinto año consecutivo para el 52% de los empresas, principalmente porque se trata de una situación que puede generar pérdidas de ingresos significativas. También están surgiendo nuevas amenazas, especialmente los daños no físicos y los peligros intangibles, como incidentes cibernéticos y pérdida de beneficios por violencia política, huelgas y actos terroristas.

El auge del Internet de las Cosas y la creciente interconectividad de las máquinas, las empresas y sus cadenas de suministro pueden multiplicar exponencialmente las pérdidas en caso de que se produzca una interrupción del negocio de la empresa.

Las infraestructuras críticas, como las tecnologías de la información, el agua o el suministro eléctrico, se hacen más vulnerables. Los fallos técnicos y los errores humanos tpueden llevar a pérdida de beneficios generalizadas y duraderas. En la industria 4.0, un fallo en el envío o en la interpretación de los datos podría interrumpir la producción. Las empresas deben considerar los datos como un activo estratégico.

Los incidentes cibernéticos (no únicamente los ciberataques, sino también la pérdida de información o los fallos en la tecnología, y toda la normativa relacionada con la protección de los datos) ya son la segunda mayor preocupación para las empresas españolas. En el Barómetro anterior, figuraban en cuarta posición. Pero la digitalización, que está brindando a las empresas nuevas oportunidades de negocio y de relación con los cliente, tambié está provocando un cambio radical en la naturaleza de sus activos, que están dejando de ser principalmente físicos para convertirse en intangibles, y por tanto más vulnerables.

El informe destaca que las empresas más pequeñas están subestimando los riesgos cibernéticos, cuando la repercusión de un incidente grave puede resultar mucho peor para éstas que para las grandes.

Preocupan especialmente los nuevos reglamentos europeos en materia de protección de datos, que entran en vigor totalmente en 2018. El coste del cumplimiento de estas normas será elevado para las empresas, pero las sanciones por incumplimiento serán aún mayores.

Temor al proteccionismo y al populismo

Las empresas españolas también se enfrentan a posibles pérdidas financieras motivadas por el cambio del panorama político (Brexit, Trump, elecciones en Francia y en Alemania, entre otros), lo que que incrementa el miedo a un aumento del proteccionismo y de los movimientos populistas y antiglobalización.

Chris Fischer Hirs, director general de AGCS, señala que “están surgiendo un gran número de nuevos riesgos más allá de los peligros permanentes de incendio y catástrofes naturales que requieren un replanteamiento de las herramientas actuales de vigilancia y gestión de riesgos”.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…