¿Para esto querían la señal alcista?

15/12/2010

M. L.. 15-12-2010

Una vez más debo comenzar por admitir que sigo sin entender nada. Todos pendientes desde el final de la semana pasada de la famosa «señal alcista» y cuando se produce aprovechan los de siempre para hacer una envolvente y dejar al respetable con cara de idiota.

A pesar de la horrible sesión europea con el Ibex a la cabeza, los índices americanos abrieron con brío, lo que llevó a infundir esperanzas a más de uno de que fuera verdad eso de la «señal alcista». Sin embargo, al cierre de los mercados europeos la cosa ya empezaba a languidecer, a pesar de la publicación de buenos datos macroeconómicos.

Podría suponerse que el mercado estaba pendiente de la votación en el Senado del acuerdo para mantener las rebajas fiscales, pero tampoco. O sí, vaya usted a saber, porque fue conocerse la votación positiva al acuerdo y que el mercado empezara a resbalar por una pendiente cada vez más acusada. Sólo una mínima reacción a media hora del cierre maquilló lo que podía haber acabado mucho peor.

Lo más reseñable, de nuevo, la renovada fortaleza del Dow Jones. Resistió mucho mejor que el resto y sus pérdidas entraron en la senda de lo muy razonale. En el extremo opuesto, el Nasdaq parece haber bajado los brazos tras una buena racha y ya lleva varias sesiones dando muestras múltiples de flaqueza.

Al cierre, los índices se pusieron de acuerdo para mostrar todos ellos el color rojo. La variación estuvo en el porcentaje: un 0,51% para el S&P 500; un 0,40 para el Nasdaq Composite, y un 0,17% para el Dow Jones. Los más optimistas suponen que se trata de la habitual jugada de «meter miedo» y comprar más bajo para aprovechar mejor el tirón, pero conozco a más de uno que ya le ha entrado el tembleque.

¿Te ha parecido interesante?

(+5 puntos, 5 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.