Empieza tú, que a mí me entra la risa

16/12/2010

Miguel Larrañaga. 16-12-2010

No se sorprendan, pero eso fue más o menos lo que pasó hoy. Londres le decía a Fráncfort eso de “usted primero” y Fráncfort replicaba “no, por favor, usted”. Total, que les entró a los dos la risa y se dejaron las cosas sin hacer. Al final entraron las prisas y, mal que bien, corriegieron el error, pero a algunos índices el camino se les está haciendo demasiado tortuoso, en especial al Ibex español y el Mibtel italiano.

Sin que uno de los grandes índices tire con consistencia, nada se puede esperar del resto y menos en un periodo como el actual en el que las incertidumbres pesan más que de costumbre. Y como ni uno ni otro tiraron con decisión, los mercados se dieron la vuelta e hicieron caso al Ibex. ¿Y qué puede suceder cuando se hace caso al Ibex? Sencillamente, que todo se encarrile a la baja.

En este estado de cosas, los humanos necesitamos un “faro”, una luz a la que seguir en la oscuridad y si no hay luz, apañados estamos. De nada sirve que el BCE aumente capital para “fortalecer el sistema financiero europeo”. Ese no es el faro que buscan los inversores. Lo que quieren es una dirección a seguir y no una respuesta tardía a la crisis. De poco sirve que en estas circunstancias el pequeño Aex holandés se empeñe en una heroica resistencia, porque el resto de los índices tienen por costumbre no seguirle.

Pues eso, que durante la mitad de la sesión mandó el Ibex a la baja y sólo cuando los americanos se decidieron a subir (y mira que les costó al principio) los mercados europeos encontraron un faro al que seguir. Y le siguieron. Unos con más éxito y otros que se quedaron con cara de tontos.

Entre los que llegaron a tiempo, el Dax avanzó un 0,10%, el CAC un 0,21%, el Aex un 0,31% y el Ibex aprovechó la mejora de la situación para avanzar 50 raquíticas centésimas de punto y quedar en tablas. Curiosamente, el que no llegó a tiempo fue el Footsie londinense, que peridó un 0,02%.

¿Te ha parecido interesante?

(+10 puntos, 10 votos)

Cargando…

Un pensamiento en “Empieza tú, que a mí me entra la risa

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.