La vieja historia de las dos Europas

17/12/2010

Miguel Larrañaga. 17-12-2010

Pocas veces se puede ver de forma tan real la existencia de las dos Europas que en la Bolsa en días de agitación. La “Europa de segunda división” recibió a primera hora del día un mazazo espectacular: la degradación del “rating” irlandés. Moody’s hizo lo que todos preveían y que ya estaba anunciado. Ahora bien, no lo bajó un escalón, ni dos, sino ¡¡cinco!!

Pero, curiosamente, la apertura de los mercados fue mucho mejor de lo esperado. La “Europa de primera división” siguió a lo suyo y el Dax, el FTSE y esta vez también el CAC se dedicaron a subir, manteniendo las pérdidas del Ibex y el Mibtel en términos muy razonables.

Pero no se aguantó. Salió el índice de confianza empresarial alemán, en máximos históricos desde la reunificación. Y ni por esas. Los índices fuertes se dieron la vuelta de forma dramática porque pesó más la caída en barrena de AstraZeneca en Londres y el reconocimiento de Yahoo de que cerrará varios servicios deficitarios que el buen dato alemán. La cuádruple hora bruja hizo el resto, que eso son palabras mayores.

¿Y los de segunda división? Pues al infierno con ellos. El Mibtel italiano (que en este trance está en segunda a nuestro ladito) y el Ibex entraron en una barrena imposible de sujetar mientras los de primera división bajaban de forma moderada y, como sucedió al final de la jornada, recuperable. Una vez más es digno de mención el caso del Aex holandés, nuevamente empeñado en luchar contra los elementos y que se mantuvo en positivo la mayor parte del día.

Con esta situación se llegó al arranque de la jornada americana, muy esperada tras las máximos de ayer. Pero los yankees abrieron a la baja a la espera de la publicación del índice de indicadores líderes y dieron la puntilla a los de la segunda división, irremisiblemente condenados a no recuperar, mientras el FTSE británico, sin duda el índice europeo con más fuerza en estos momentos, se permitía iniciar la escalada.

Al cierre, desbandada general en el Ibex, que veía como las pérdidas se incrementaban minuto a minuto. La confianza en nuestro país está más bajo cero que las temperaturas en esta ola de frío polar. Al final, lo dejaron en una caída del 1,12%.

Tampoco el Dax logró remontar posiciones y cerró con una pérdida del 0,62%, perdiendo el nivel de los 7.000 puntos que algunos analistas consideran un soporte importante. El Footsie, por su parte, no culminó la remontada y bajó al cierre un 0,16% mientras que el CAC se metió de lleno en las dudas en la segunda parte de la sesión y concluyó de la mano del Dax, con un retroceso del 0,54%. Reseñar que el voluntarioso Aex sí logró escapar de la quema, con un cierre positivo por los pelos, un 0,05% arriba.

¿Te ha parecido interesante?

(+10 puntos, 10 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.