El profesor Andrés Raya facilita diez tendencias de éxito en dirección de personas y organización

14/03/2013

Susana de Pablos.. El profesor de ESADE, Andrés Raya, ha impartido en esa escuela de negocios la ponencia Diez tendencias de éxito en la dirección de personas y organización. Raya ha analizado las estrategias en materia de gestión de personas y organización de las empresas que están afrontando con éxito la crisis.

En un entorno de crisis como el actual, determinadas empresas han logrado obtener beneficios. Andrés Raya, profesor del Departamento de Dirección de Personas y Organización de ESADE, ha desgranado las tendencias que han llevado a esas organizaciones al éxito económico durante la crisis. Y lo ha hecho mediante la ponencia Diez tendencias de éxito en dirección de personas y organización. ¿Qué están haciendo los ganadores?, impartida en una sesión del Programa de Continuidad de la escuela de negocios.

El profesor de ESADE ha destacado que las organizaciones que sobreviven “no son ni las más fuertes ni las más rápidas ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”. Este cambio, ha dicho, “supone una transformación muy profunda que afecta mucho al comportamiento de las personas en el trabajo, en los hábitos de compra, en la forma que obtienen información…”. En este sentido, ha señalado, “el crecimiento del conocimiento es exponencial y tagencial (…) Esto está provocando que las audiencias, no sólo las publicitarias también las laborales, están microfragmentadas. “Hace tan sólo diez años, sólo se necesitaban tres anuncios para alcanzar al 80% de mujeres entre 18 y 49 años. Hoy se necesitan 97”.  Y ha destacado: “Llegar a las audiencias, en un entorno donde hay tanta información y tanto ruido es muy difícil”.

Raya ha hecho hincapié en cómo se ha pasado del business to business, al business to consumer, al business to people y al people to people, y todo ello en un entorno de crisis. Y en esta coyuntura, se ha referido a las empresas que han logrado crecer por encima del mercado, las ganadoras. Ha explicado que aquellas que están más cerca del cliente, del front office, están evolucionando más rápido, en parte porque se debe tener en cuenta que lo que funcionaba antes ya no funciona.

“Ahora, no se trata de buscar el perfeccionismo, sino de actuar. Hoy la búsqueda de la perfección nos va a la contra. Es una de las áreas de mejoras de los managers de mediana edad (…) Nos encontramos con empleados del siglo XI, con estructuras empresariales del siglo XX y directivos del XIX -antes de Cristo, en muchos casos-. Nos topamos con modelos de comunicación jerárquicos… están absolutamente desfasados”, ha manifestado Raya. Las empresas ganadoras, “antes de buscar la solución al problema han intentado comprenderlo para saber plantearlo, porque es más fácil rectificar una mala solución que una buena solución a un problema mal planteado”.

A continuación, el profesor ha dado a conocer los factores que afectan a los diferentes estamentos de las empresas ganadoras y que han hecho que, en este periodo de cambio, algunas se hayan erigido en ganadoras y otras en perdedoras. “Estoy viendo empresas que dentro de unos años lo van a tener crudo, las personas tienen memoria”, ha sentenciado Raya. Y ha facilitado las 10 claves en la gestión empresarial para sobrevivir a este periodo de crisis:
.- Management con visión de valores y gestión de personas.
Gestionar en coherencia con los valores para generar confianza y proteger los vínculos. Se trata de decir lo que se piensa y de hacer lo que se dice. No hay nada que provoque más fuga de talento que la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace.
.- Lograr el compromiso de toda la organización, de arriba abajo y de una forma activa, con la estrategia, la marca y con “lo que hay que hacer”, en el que la alineación de conductas es una responsabilidad de todos.
.- Gestionar el cambio para conseguir eficacia y adaptación. Las fronteras organizativas se difunden, las unidades territoriales son más pequeñas, hay menos niveles, se reduce el time to market y se trabaja con equipos multidisciplinares.
.- Poner más personas en contacto con el cliente. Esto implica mayores necesidades y sistemas de coordinación y transversalidad.
.- Apostar por la meritocracia y la gestión del talento. Es esencial buscar el mejor para la posición y es clave intentar descubrir cuándo el empleado va a llegar a su punto de incompetencia antes de que lo haga.
.- Darle más empowerment al empleado, con el fin de que tenga más capacidad de decisión, mediante la organización de key processes más funcionales y menos jerárquicos. No funciona lo mismo en una gran capital que en un pequeño pueblo. “Estamos viendo equipos en los que el líder del proceso y del proyecto no es el de mayor nivel  jerárquico, es el que más sabe de ese tema en un momento determinado o el que más sabe de un cliente en concreto (…) Hoy, los que están en contacto directo con el cliente, al frente de una cuenta de Facebook o de Twitter, están asumiendo compromisos en nombre de la empresa que van a impactar en su cuenta de resultados”, apunta Raya.
.- Trascencer la comunicación y gestión jerárquicas. Y ello, desarrollando la funcional, para alcanzar la comunicación y gestión efectivas. “Cada vez está menos claro quién está por arriba y quién por debajo”, ha destacado Raya. “Lo importante es tener claro quién es en cada momento la persona más eficiente” , ha subrayado
.- Que haya exigencia y pasión por los resultados (objetivos) en todas las posiciones. “Esto requiere que toda los miembros de la organización tengan muy clara la estrategia, hacia dónde vamos”. La orientación a los resultados require proactividad, adelantarse a los problemas, autonomía, iniciativa , búsqueda de la mejora continua. No se trata de hacer las cosas perfectas sino rápido y bien.
.- Mirar por el desarrollo de los empleados mediante el sistema de feedback –saber los puntos fuertes y las áreas de mejora- y tener en cuenta el círculo de desarrollo: pasar de la incompetencia inconsciente a la incompetencia consciente, y de la competencia consciente a la competencia inconsciente. Esto es, de no saber que no se sabe, a saber que no se sabe, y de saber que se sabe, a tener interiorizados los conocimientos.
.- Apostar por el desarrollo consciente del liderazgo y la influencia, el liderazgo compartido y luchar contra los mitos del liderazgo. Éstos son: el “así soy yo o asin soy yo”; “la sinceridad ante todo”, que es un mito muy latino pero puede romper vínculos; es bueno preocuparse (lo importante es ocuparse); “está bien porque yo lo pienso”, en lugar de tener en cuenta los hechos objetivos y abrir la mente a las ideas de los otros; “es necesario estar convencido”, cuando ahora hay que facilitar el cambio, sin que sea necesario tener muy claro –a la velocidad que cambia todo- cómo funcionará una nueva iniciativa, y el mito de El secreto, un libro con cuya filosofía, según Raya, no se logra un deseo -lo que se persigue-, salvo que se trabaje en ese sentido.

Más información
.-  Seguir el blog del profeso Andrés Raya

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.