Sí, pero…

21/12/2010

Miguel Larrañaga. 20-12-2010

Todo correcto en la sesión europea. Índices al alza comandados por el Dax alemán y esta vez bien secundado por el CAC francés, pero hay algo preocupante en el perfil de la sesión. Cada vez que el Footsie londinense se las vió con los 5.900 puntos se vino atrás y cada vez que el CAC hacía lo propio con los 3.900, exactamente igual. Menos mal que el Dax se tomó los 7.000 puntos con nuevo soporte y desde ahí volvía a llevar en volandas al resto, porque sin esta circunstancia podríamos estar a estar alturas hablando de algo muy distinto a lo que sucedió. Vaya en descargo del índice británico el hecho de que está en zona de máximos anuales, lo que siempre lleva a una operativa algo más “pesada”.

Y si para colmo de males y angustias el dato de confianza del consumidor en la Eurozona es malo y los mercados americanos se desinflan tras una apertura alcista, pues tenemos un retroceso en toda regla en una sesión que se había permitido alegrías a media mañana. A una hora del cierre, sólo faltaba ver qué índices resistirían y cuáles no lograrían cerrar en positivo. Eso, o esperar el milagro de una reacción comandada por los americanos, que últimamente no suelen estar por la labor.

En el plano estrictamente doméstico, el mercado no encajó mal la advertencia de Moody’s de que pone en cuarentena prácticamente todos los ratings de las entidades financieras españolas y con negativas previsiones sobre la mayoría de ellas. Después de haber rebajado la calificación del Reino de España, el mercado hizo como si se lo esperara, pero no hay que fiarse. Lo mismo mañana esa es la excusa para una caída de las buenas y un ataque en toda regla, que de estos tipos nunca hay que fiarse.

Al cierre, los índices sobrevivieron mejor de lo previsto y aguantaron una última hora agónica en positivo, también gracias a que la recompra de bonos americanos por parte de la Fed pareció clamar algo el ansia bajista al otro lado del Atlántico. El Dax subió un 0,53% y el Ibex, que llegó a subir poco más de un 1,5%, concluyó con una ganancia del 0,99%, lo que no está nada mal para los tiempos que corren. El CAC parisino avanzó un 0,46% y el Footsie un 0,34%, logrando por solo 0,40 puntos un nuevo máximo anual. Eso sí, muy trabajado y conseguido a base de sudor, lo que puede abrir la esperanza en el inmediato futuro.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando…

3 pensamientos en “Sí, pero…

  1. Viendo el crecimiento alemán y el crecimiento español, ¿será normal si el IBEX se estrella en poco tiempo?Gracias por de antemano por su respuesta.

  2. Sobrevalorado o no sobrevalorado es una expresión que no entiende mi forma de ver el mercado. El precio es el que es y lo bueno que tiene la Bolsa es que lo cambia cada día. Cotizan más las expectativas que las realidades.

    En cuanto al crecimiento, pues ya quisiéramos estar como Alemania y si el Ibex se va a estrellar o no, pues no lo sabe nadie. De momento, la diferencia estriba en que el Dax está en máximos anuales y el Ibex anda muy por debajo.

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.