La asamblea de Cajasol aprueba su integración en Banca Cívica

28/12/2010

diarioabierto.es. El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, ha anunciado que la asamblea general extraordinaria de la caja sevillana ha aprobado por mayoría su integración en el sistema institucional de protección (SIP) del Grupo Banca Cívica, formado por Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias.

La integración ha prosperado con 139 votos a favor y 23 en contra, calificando Pulido este hecho como «un día histórico» para la caja de ahorros.

Durante su comparecencia, Pulido ha asegurado que el Grupo Banca Cívica está «en proceso de tránsito, abierta y flexible a cualquier proceso de integración, ya que se mantiene la voluntad de seguir impulsando otros procesos que nos lleven a una posición de mayor fortaleza». Así, asegura que esta integración ha sido para Cajasol, «que ha aportado solvencia y liquidez al grupo, la mejor de todas las opciones posibles, constituyendo una entidad más grande y fuerte con garantías de futuro, algo que antes no se sabía».

La entidad dará beneficios «desde el primer momento», alcanzado los cien millones de euros el primer año, 200 millones el segundo y hasta 500 millones de euros a partir del tercero», añade. En este sentido, el primer año se incluirán los costes laborales y sociales de la reestructuración de la caja, que incluye a unos 1.100 trabajadores, de los que 540 son de Cajasol.

En este contexto, Pulido ha anunciado que Cajasol cerrará 2010 con un descenso de en torno al 37 por ciento y con beneficios de 70 millones. «No estamos descontentos con los datos al caer igual que la media del sector, similar al año pasado, pero con mejor morosidad y con una solvencia muy superior», añade el directivo, que apunta a que la caja ha conseguido ahorrar 20 millones de euros, en torno al ocho por ciento, respecto al año anterior.

El presidente de la entidad ha señalado en cuanto al acuerdo laboral pactado entre la Dirección de Banca Cívica y los sindicatos, que se trata de «uno de los más completos de los diferentes SIP cerrados en los últimos meses, con plenas garantías en todas sus condiciones para los empleados de Cajasol».

Banca Cívica se convierte, con la incorporación de Cajasol en la décima entidad financiera, con unos activos superiores a los 78.000 millones de euros, en la sexta caja de ahorros comparativamente con este sector, y en «una de las entidades con mayor grado de solvencia, un ratio clave ante el periodo complejo que se presenta en el próximo ejercicio». El grupo contara con 1.600 oficinas y 9.500 empleados.

Unos 200 millones de compensación

Paralelamente, Pulido ha informado sobre la ‘due diligence’ en la que han emitido su opinión seis firmas de expertos independientes, y que tendrá por objeto la compensación de los activos que se producirá en favor de la Fundación Cajasol, activos que no se mutualizarán en esta integración. Así, indica que esta valoración está ya prácticamente cerrada y que pueden rondar los 200 millones.

Entre estos activos, apunta a obras de arte de la Colección Cajasol y a edificios emblemáticos, como la sede de la caja en la Plaza de San Francisco de Sevilla o su edificio de la calle de Sierpes; las instalaciones de la calle Larga de Jerez de la Frontera (Cádiz) o Plus Ultra en Huelva; mientras que el resto se compensará con activos.

Acceso a mercados de capitales

También, Pulido ha recalcado en esta asamblea que la integración en el SIP de Cajasol mejorará para la entidad el acceso a los mercados de capitales y permitirá al grupo proseguir sus objetivos de forma «más eficiente».

«Tenemos que capitalizarnos para cubrir la caída de resultados y tenemos que ser mucho más eficientes. Nuestros principales retos son un exceso de capacidad derivado de la contracción de nuestro negocio y una falta evidente de tamaño para acceder a los mercados de capitales, además de la morosidad » ha subrayado.

Unos 977 millones al FROB

Además, asegura que «las fusiones y alianzas, junto a la reforma de la ley de cajas para ganar en operatividad, son los dos instrumentos que tenemos a mano para eliminar nuestras debilidades y proceder a una reordenación del mapa del sector y a un ajuste de nuestras estructuras lo menos traumático posible, gracias a las ayudas del FROB».

Ha recordado que el grupo ha solicitado 977 millones de euros al FROB, algo que fue aprobado por el Banco de España el pasado 22 de diciembre y que equivale al dos por ciento de los recursos propios de la entidad. Este montante se prevé que sea devuelto en los próximos cinco años.

Asimismo, ha reivindicado ante la asamblea el papel clave que mantendrán las cajas de ahorros en el nuevo SIP, ya que las entidades participantes «mantienen su personalidad, y vinculación con su territorio de origen, compartiendo con el grupo su filosofía empresarial». En este sentido, Pulido ha recalcado la importancia para Andalucía de que la sede social de Banca Cívica sea Sevilla.

Por el otro lado, el presidente de Cajasol ha apostado por el modelo de gestión que ofrece Banca Cívica, «centrado en el cliente y en una nueva forma de operar en el sector bancario; con transparencia en la gestión y participación de los clientes».

La integración financiera, funcional y de negocio a través de Banca Cívica centralizará áreas de actividad como las políticas de riesgos, las políticas comerciales, la gestión de algunos aspectos claves, pero conservando para cada entidad la personalidad jurídica e identidad territorial, la continuidad de la gestión de la banca minorista y la continuidad de la Obra Social y las Fundaciones de cada caja, con una implantación progresiva en el modelo de Banca Cívica.

«Este proyecto es muy importante para Andalucía, especialmente en estas circunstancias de complejidad económica. Cajasol da un paso definitivo para su crecimiento, y aportará al nuevo banco su solvencia, su volumen de negocio y su músculo financiero para acometer nuevos y mayores proyectos de inversión en sus zonas de influencia más directa, como Castilla la Mancha, Extremadura y por supuesto Andalucía», aseguró Pulido.

En este sentido, explica que la marca Cajasol se mantendrá en las oficinas de la entidad en Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, mientras que las existentes en las zonas «comunes», como Madrid, Barcelona o Galicia, pasarán a llamarse Banca Cívica. Además, las oficinas de la caja sevillana integrarán a lo largo de 2011 la imagen de Banca Cívica, junto a la suya.

Tras la Asamblea de este lunes Cajasol se integra plenamente en el Grupo Banca Cívica, acuerdo que quedó sellado en el protocolo del SIP el pasado mes de Noviembre tras la firma del protocolo de integración por parte de los presidentes del Grupo Banca Cívica, Enrique Goñi (Banca Cívica), José Antonio Asiáin (Caja Navarra), Álvaro Arvelo (Caja Canarias) y José María Arribas (Caja de Burgos), y el presidente de Cajasol, Antonio Pulido.

Resolución amistosa con Unicaja

En referencia al litigio que mantiene Cajasol y Unicaja por la marca, Pulido se ha mostrado dispuesto a resolver la situación de forma «amistosa» con la caja malagueña y advierte de que, a pesar del fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), «aún queda la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo».

«Tenemos un derecho claro y aunque los tribunales han fallado ahora, aún queda la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo», añade Pulido, que subraya que «creemos que nos darán la razón, pero estaríamos encantados de poder resolverlo de forma amistosa con la entidad malagueña».

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.