Los 20.000 millones de deuda solar podrían colapsar el sistema financiero

16/06/2013

diarioabierto.es.

   Los productores de energía fotovoltaica y termosolar tienen una deuda de cerca de 20.000 millones de euros con las entidades bancarias españolas ante la que apenas pueden responder y que se ha convertido ya en una amenaza para el sistema financiero, advirtió a Europa Press el director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso.  

   Preguntado acerca de los contactos del Gobierno con cuatro bancos europeos para conocer los efectos de un nuevo recorte de entre el 10% y el 20% a las renovables, Donoso afirmó que la fotovoltaica ya no puede pagar el servicio de la deuda y que las entidades acreedoras podrían verse por tanto obligadas a refinanciar proyectos o hacerse con ellos.

    Ambas soluciones, comentó, presentan complicaciones. Sobre la refinanciación, dijo que «la tasa de retorno de la fotovoltaica está en el 6%», con un periodo de amortización de entre 13 y 14 años, mientras que las condiciones actuales de refinanciación pueden conllevar costes del 9% y periodos de recuperación de las inversiones de hasta 20 años, lo que resulta difícilmente asumible para el productor.

Ante este escenario, se activaría la segunda solución, en la que el productor «entregaría las llaves» y, una vez recuperado el ‘equity’, pondría a los bancos en una situación muy delicada. Donoso dudó de que la banca «tenga dinero para provisionar esto» y advirtió de que, en el improbable caso de que lo tenga, «el dinero no podría ir a activar la economía», que es lo que más se necesita.

Con las condiciones actuales «no nos interesa y podemos decir ‘quédate con los parques'», que son ahora «un bien que nadie compraría con la incertidumbre que hay», advierte, antes de aludir a una situación que está haciendo «saltar las alarmas del sector financiero internacional».

«¿Qué va a hacer la banca con 59.000 instalaciones fotovoltaicas?», se pregunta. «Si nos tocan algo, se generará una ola de devolución de llaves y se producirá un problema bancario», añade.

10.000 millones en el extranjeroi

Donoso alerta por tanto de un problema que desborda el sector eléctrico español y puede afectar de lleno al financiero, que ya ha tenido que recibir un rescate. Al problema nacional se suma el de que, de los 30.000 millones de deuda solar total, las entidades financieras extranjeras financian 10.000 millones.

La situación, explica, es límite y se está pisando «la línea roja» de la deuda. «Los ‘covenant’ (compromisos de deuda cuyo incumplimiento puede activar ejecuciones) ya han saltado» y «ya estamos por debajo de la rentabilidad razonable» tras los recortes del 30% (real decreto ley 14/2010), 7% (ley 15/2012) y 2,4% (real decreteo ley 2/2013) aplicados en apenas tres años.

En este sentido, comentó que si el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, quiere igualar rentabilidades de actividades reguladas, a la fotovoltaica «tendrían que subírsela». El bono español y el diferencial de mercado actuales arrojan rentabilidades del 7,5%, superiores al 6% de esta tecnología solar, que debería disfrutar desde su punto de vista de porcentajes de entre el 7% y el 10%.

Donoso dijo que UNEF ha ofrecido un «diálogo» que no se ha producido al secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, e incluso una «auditoría independiente» de todos los costes de la fotovoltaica, «con nombres y apellidos.»

Propuesta

Ante esta situación límite, la asociación lanza una propuesta al Gobierno en la que estaría dispuesta a aceptar bajadas de primas en un porcentaje similar a la caída de la demanda, pero con el compromiso de que suban en cuanto aumente la demanda y de que se garantice la rentabilidad de los proyectos.

Esta solución evitaría «la entrega de llaves» y un previsible colapso financiero, y contribuye además a la sostenibilidad del sistema, ya que permite adaptar la retribución fotovoltaica a las condiciones generales de la economía, explicó.

Otra propuesta de UNEF pasa por trasladar las primas, actualmente computadas en la parte regulada de la tarifa y reconocidas por tanto como un coste que puede generar déficit de tarifa, a la otra parte del recibo, esto es, al término de energía. «Somos productores de electricidad y deberíamos estar allí», como ya ocurre en Alemania e Italia, dijo.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.