Indicadores de amplitud y Market Timing, ¿qué esperar de ellos?

02/08/2013

Miguel Larrañaga.

Los indicadores de amplitud “sólo” sirven para establecer qué momentos son oportunos para entrar en el mercado y cuáles no lo son. Nos hablan con mucha probabilidad de acierto de momentos en los que casi nadie se atreve a plantarse ante el mercado y que son magníficos para ganar dinero. En cambio, no nos sirven para elegir qué valores son los más apropiados, ni qué mercados son los mejores para canalizar nuestras inversiones. Sólo nos dicen “ahora” y nos lo dicen antes que nadie.

Veamos cuanto de antes, comparando nuestra señal de marzo de 2009 con la de otro indicador más “tradicional”:

Amplitud frente a MACD

Las líneas rojas inferiores marcan las alertas de entrada de nuestro sistema  y la línea azul vertical la primera señal aprovechable. El resto son descartadas porque uno de nuestros indicadores más importantes, el Summation del Nyse, estuvo toda la caída en configuración bajista, lo que imposibilita entradas al alza. No es nada destacable, ya que hizo su función, como casi siempre.

En la parte superior podemos ver las señales que nos dio uno de los indicadores más seguidos, el MACD. Todas las líneas rojas punteadas verticales son entradas falsas o de escaso recorrido que con este indicador convencional no hubiéramos podido ignorar, en tanto que la primera señal realmente buena se produce coincidiendo con una segunda señal de nuestro sistema, dos días después de la primera y un 4,32% más arriba. Bien, batimos al MACD simplemente contando los valores que suben y bajan todos los días en Wall Street.

Ni qué decir tiene que el riesgo de stop era muy superior con el MACD, lo que reduce de inmediato la cantidad que podemos invertir si llevamos una gestión monetaria como Dios manda, que es lo que hay que hacer si uno quiere estar en el mercado mucho tiempo ganando dinero. y si inviertes menos, ganas menos, porque del asunto de los porcentajes es una de las mayores engañifas que se han inventado para que los pobres nos quedemos tranquilos pero ganemos menos que los ricos.

Si un tío con un millón de euros gana un 10%, gana 100.000 pavos. Y si yo tengo 10.000 euros, gano 1.000. Pero puedo sacar pecho y decir que he ganado lo mismo que el rico. Una mentira matemática absolutamente deliciosa… e irreal. Podría batir al rico del ejemplo ganando 2.000 euros y él me daría palmaditas en la espalda antes de separarnos. El se subiría en el Ferrari que se ha mercado con las ganancias y yo sacaría el bonobús del bolsillo. Eso sí, feliz por haber ganado al rico.

Primera conclusión: use un sistema de inversión de Market Timing como el nuestro para decidir cuál es el momento adecuado y, si no se ha familiarizado aún con nuestros métodos, utilice los indicadores más tradicionales y con los que esté más familiarizado para la búsqueda de valores en los que invertir, porque a buen seguro el día de nuestra señal ya había valores cuyas líneas del MACD estaban cruzadas o su Estocástico decía que eran comprables.  Como suele decir Ángel, “una vez detectado el momento ideal para entrar, el valor elegido es casi lo de menos. Con el 90% de ellos se gana dinero en cantidad suficiente para financiarte las vacaciones”.

En breve explicaremos qué hacer con esas cuentas de valores que suben y bajan cada día en el mercado de Nueva York.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.