Concepto, historia y variantes del Oscilador McClellan

08/08/2013

Ángel Matute y Miguel Larrañaga.

El oscilador McClellan es el principal indicador de amplitud. Debe su nombre a sus creadores, Sherman y Marian McClellan, los padres de los indicadores de amplitud del mercado. Su obra “Patterns for Profit” es la Biblia de los seguidores de estos indicadores. Son apenas 54 páginas deliciosas en las que desarrollan el concepto del oscilador y el Summation. La mala noticia es que no se ha traducido al castellano. La buena es que es muy fácil de leer incluso con poco nivel de inglés.

Al matrimonio McClellan le debemos la genialidad de aplicar un par de medias exponenciales a la secuencia gráfica de la resta de los valores que suben y los bajan cada día. La media rápida es del 10% y la media lenta del 5%, lo que equivale en términos de medias exponenciales a las medias de 19 y 39 periodos respectivamente:

Medias McClellan

Representadas gráficamente podremos verlas así y ya aportan una sustancial mejora sobre el gráfico diario de la resta entre valores que suben y valores que bajan:

valores que suben menos valores que bajan

Pero si queremos buscar una referencia sencilla acerca de dónde está el corte entre las medias, podemos incluir un histograma como ocurre en el MACD:

medias y histograma como el MACD

Precisamente el histograma de estas medias es el Oscilador McClellan, con valores por encima de cero cuando la media rápida está por encima de la lenta y con valores negativos cuando la media rápida está por debajo de la lenta.

El cero, por tanto, se torna el lugar crítico, exactamente igual que ocurre con el histograma del MACD y por eso los seguidores de los indicadores de amplitud nos pasamos media vida observando la relación entre el Oscilador McClellan y el cero. El cruce al alza por el cero es una señal de entrada larga y el cruce a la baja por el cero es una señal de peligro, de que las cosas pueden estar poniéndose feas.

Hago notar llegados a este punto que la señal de entrada alcista por excelencia es el cruce del oscilador por el cero al alza, pero no es la única. Los propios McClellan establecieron que además de este cruce, cualquier patrón repetitivo que pueda extraerse del gráfico puede ser considerado una señal. De ahí que su libro se titule “Patterns for Profit“, que en español se traduciría por “Patrones para el beneficio

Normalmente, el Oscilador McClellan se representa sólo en su parte de histograma del gráfico que hemos visto anteriormente, pero conviene puntualizar que el concepto de Oscilador McClellan que nosotros utilizamos no es único, ya que el mercado ha evolucionado mucho desde que los McClellan hicieron pública su teoría y ahora existen alternativas.

Lo que los McClellan calcularon siempre es el Oscilador del Nyse, es decir, el resultante de la suna y resta diaria de los valores que suben y bajan en el New York Stock Exchange. Nosotros, en cambio, consideramos que la evolución del mercado ha llevado a que debamos considerar también lo que ocurre en el otro gran mercado americano, el National Association of Securities Dealers Automated Quotation, más conocido por sus siglas, Nasdaq, y calculamos y usamos el oscilador de lo que llamamos el “Mercado Total” (que tampoco es cierto porque aún quedan por incluir mercados como el Amex y el OTC).

Y en un nuevo paso, se puede adoptar una variante más: la del cálculo de un oscilador que exprese ratios de valores al alza o a la baja respecto al total (incluyendo los valores que repiten) en lugar de valores absolutos. Podemos ver ambos en el siguiente gráfico:

Oscilador McClellan

En lo que a resultados se refiere, las señales son prácticamente iguales, pero la “normalización” que supone el uso de ratios hace que el oscilador sea más estable en su comportamiento en los mínimos, que es una parte clave del sistema. Por ello, yo he adoptado definitivamente el oscilador por ratios y Ángel permanece fiel al de valores absolutos.

Además de porque somos traders distintos y cada cual hace lo que quiere, lo cierto es que seguir cada uno uno nos permite una valoración más adecuada del mercado.

De esta forma, Ángel sigue los patrones en el oscilador de valores absolutos y Miguel ha encontrado una serie de ratios en la parte baja del oscilador en los que los comportamientos se repiten sin necesidad de andar buscando figuras. Simplemente con saber que el oscilador ha llegado hasta -4, -5 o hasta -8 tendremos información sobre cómo actuar cuando se produzca la señal.

En nuestro libro hemos expuesto ambas posibilidades, pero para todos los cálculos se ha utilizado el de ratios porque aporta mayor simplicidad y capacidad de sistematización para el trader que comienza con los indicadores de amplitud.

Leer más:  Concepto, historia y variantes del Oscilador McClellan | Market Timing  http://www.markettiming.info/2013/07/concepto-historia-y-variantes-del-oscilador-mcclellan/#lsA5v2hDZYv4lSbN

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 5 votos)

Cargando…