Para el 90% de los españoles, aumentan las exigencias formativas demandadas a los aspirantes a un empleo

14/10/2013

Susana de Pablos. 6 de cada 10 españoles creen que en las ofertas se piden más requisitos de los que se precisan, según Adecco Professional. Sinceridad, estilo propio y una adecuada marca personal, son los principales aliados en un proceso de selección, para dos profesionales de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Cerca de cinco millones de personas -según los últimos datos del Ministerio de Empleo- se encuentran en situación de búsqueda de trabajo. ¿Cómo se están comportando las empresas ante la mayor competencia entre candidatos que optan a un mismo puesto de trabajo?, ¿está repercutiendo esta situación en las exigencias de las compañías a la hora de contratar trabajadores?

Adecco Professional, la consultora del Grupo Adecco especializada en la selección de perfiles cualificados, ha querido tomar el pulso a los demandantes de empleo a este respecto. En su calidad de firma experta en la selección de mandos medios, intermedios y directivos, trata de analizar la realidad del mercado de trabajo para orientar a empresas y demandantes de empleo ante los procesos de selección. Para ello, ha realizado la I Encuesta Adecco Professional sobre Competencias Profesionales entre 2.018 españoles de entre 18 y 65 años que se encuentran en búsqueda activa de empleo.

La primera conclusión es que seis de cada 10 encuestados consideran que, con la crisis, las empresas exigen más requisitos en sus ofertas de empleo de los que después se desarrollarán en el puesto de trabajo. Más formación académica, más años de experiencia laboral y mejores competencias personales son requeridas como filtro para acceder a una entrevista personal, sin que ellas sean necesarias –según la visión de los encuestados- para el desempeño normal del empleo.

El 90% de los españoles cree que han aumentado las exigencias formativas que las empresas demandan a los aspirantes a un empleo. Concretamente, el 79% de encuestados considera que esto es así en todas las empresas, de forma generalizada, mientras que el 11% opina que esta práctica se está dando sólo en una minoría de empresas. Únicamente un 8% de los encuestados considera que esto no se está produciendo en la actualidad o que es un fenómeno independiente de la situación que atraviesa el mercado de trabajo. Por último, un 2% no tiene claro si esto es así o no.

Si atendemos al nivel educativo de los encuestados, son las personas que cuentan con estudios primarios quienes mayoritariamente creen que han aumentado estas exigencias (91,8%). A continuación, son los candidatos con Formación Profesional o equivalente, quienes eligen esta opción (91%), seguidos de los profesionales con formación universitaria (87,3%). Por último, son los demandantes de empleo que no han completado los estudios básicos quienes menos optan por esta respuesta, aunque con un 85,7% de los votos.

Por edad, son los más jóvenes (entre 18 y 26 años) quienes mayoritariamente creen que han aumentado las exigencias en formación a la hora de optar a un empleo, así lo afirma el 91,9%. Tras ellos, son los encuestados de entre 36 y 44 años quienes piensan así (89,4%) seguidos muy de cerca por los integrantes del grupo de edades entre los 27 a 35 años (89%). Por último, son los mayores de 45 años quienes en menor medida creen que se hayan aumentado las exigencias formativas en las ofertas de trabajo, con un 85,2% de las respuestas.

En general (ver gráfico 1), el 37% de los encuestados afirma que ahora se demanda más conocimiento de idiomas en las ofertas de empleo que antes. El 22% opina que es la formación adicional lo que ahora exigen las empresas. El 21% considera que ahora se solicita una titulación en ofertas en las que antes no era necesaria. El 5% cree que lo que hoy en día se reclama es tener disponibilidad para cambiar de residencia. El 15% restante se decanta por otras opciones como la suma de estas cuatro exigencias: creen que las empresas demandan mayores conocimientos y formación por menos salario del correspondiente o mayores habilidades transversales como capacidad de liderazgo, trabajo en equipo, polivalencia, tolerancia al estrés, etc.

Experiencia laboral
La mayoría de encuestados también cree que se ha incrementado este requisito durante los años de crisis económica. Así lo sostiene el 92% de los consultados. En concreto:
.- El 67% afirma que todas las empresas están aumentando sudemanda de experiencia profesional a raíz de la crisis.
.- El 25% opina que sólo lo hacen algunas de ellas.
.- Sólo un 7% de los entrevistados cree que no ha crecido esta demanda de más experiencia previa en las ofertas de trabajo o que, al menos, no ha sido una consecuencia directa de la recesión.
.- Más de 4 de cada 10 consultados consideran que actualmente se exigen más años de experiencia en puestos similares al ofertado mientras que el 39% cree que lo que las empresas demandan ahora es experiencia específica sobre las tareas a desarrollar.
.- El 14% piensa que las compañías buscan experiencia en otras disciplinas relacionadas con el puesto ofertado.

¿Realmente necesitan las empresas toda esa formación adicional que ahora solicitan en opinión de los candidatos?, ¿se dará valor a esa elevada experiencia previa en el puesto?
.- Para el 61% de los encuestados, desde que empezó la crisis, en las ofertas de trabajo las empresas demandan más conocimiento y experiencia de la que requiere realmente el empleo a desempeñar.
.- Un 30% cree que todos estos requisitos están aumentando debido a que hora se buscan profesionales más polivalentes y por tanto está justificado este incremento de exigencias.

Según Susana Sosa, directora de Servicio de Adecco Professional, “esto es así porque el mercado de trabajo ha cambiado drásticamente en los últimos años. Antes de la crisis, en algunos sectores y zonas geográficas, la situación era completamente contraria a la actual, prácticamente estábamos en una situación de pleno empleo, de crecimiento, las empresas necesitaban profesionales y los contrataban. Ahora la situación es completamente distinta, la contratación de un profesional cualificado es muy meditada, y precisamente porque suelen ser posiciones muy críticas, no sólo quieren evaluar que se trata del mejor profesional para el puesto en este momento, sino que también lo será en un futuro para la prganización. De ahí que sean exigentes con los profesionales que seleccionan”.

¿Actitud y habilidad versus formación y experiencia?
Otros de los aspectos en los que los consultores de recursos humanos hacen hincapié en los procesos de selección últimamente son las competencias personales de los demandantes de empleo. Gestión de equipos, capacidad de adaptación al cambio, alineación con los valores corporativos, tolerancia al estrés o destrezas en el uso de tecnologías son algunas de las habilidades que las empresas cada vez más buscan en sus incorporaciones. Sin embargo, ¿perciben las personas en búsqueda de empleo que estas competencias son tan importantes como la formación o la experiencia a la hora de ser seleccionados?:
.- El 91% de los encuestados cree que así es y que hoy en día para las empresas tan importantes son los conocimientos y trayectoria profesional de los futuros empleados como las competencias y habilidades personales que sean capaces de aportar y desarrollar.
.- El 50% matiza que esto depende del puesto de trabajo al que se quiera optar.
.- El 9% opina que estas competencias son secundarias y que es la formación y la experiencia lo que realmente se valora.

La entrevista, un encuentro crítico
Más de la mitad de los consultados (52%) considera que en la entrevista personal se valora también la actitud del candidato aunque es necesario cumplir previamente con los requisitos de formación y experiencia requeridos. El 38% piensa que la actitud influye positivamente en el encuentro, independientemente del CV que presente el entrevistado. Más tibios son los integrantes del 9% que considera que la actitud puede ayudar en casos puntuales al entrevistado y un 1% cree que ésta no tiene ninguna importancia en cualquier entrevista de trabajo y que no será tenida en cuenta a la hora de la contratación.

“La entrevista de trabajo es el momento crítico para un candidato que aspira a un puesto. Es cierto que el CV es la primera imagen, pero además del perfil duro (formación, conocimientos adicionales, experiencia previa), las empresas necesitan saber si los candidatos poseen las competencias necesarias para trabajar en sus organizaciones (perfil blando). Dependiendo del puesto a desempeñar, las competencias requeridas serán distintas, pero hay algunas de ellas que son casi siempre transversales a casi todas las posiciones”, puntualiza Sosa.  “Comunicación, liderazgo, gestión de equipos, análisis y resolución de problemas… En la mayoría de las ocasiones, las entrevistas personales están destinadas a analizar estas competencias en los candidatos y en muchas de ellas se complementará con un test de competencias laborales”, concluye.

Cabe destacar que Adecco Professional cuenta con dieciséis oficinas ubicadas en las principales ciudades de España y especializadas en perfiles profesionales a través de sus cinco líneas de negocio: Adecco Engineering & Technical, Adecco Finance & Legal, Adecco Information Technology, Adecco Medical & Science y Adecco Sales & Marketing.

Más información
.- Seguir la conversación con el hashtag #adeccompetencias

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…