Cerca de la mitad de los desempleados lleva más de un año sin trabajo

28/01/2011

Ángel García Moreno. El paro se ceba en los profesionales y trabajadores con mayor potencial de productividad y experiencia.

Los resultados de la EPA hechos públicos hoy han puesto de relieve un panorama alarmante para el futuro productivo de la economía española. El paro está prácticamente concentrado entre los hombres y mujeres de edades comprendidas entre los  25 y 54 años, el grupo de mayor potencial de productividad a corto plazo por su energía y/o experiencia.

Según los datos de la EPA del IV trimestre, de los casi 4,7 millones de parados, unos 3,5 millones son personas entre los 25 y 54 años, lo que supone el 74 por ciento del total de desempleados. En este grupo de edad están comprendidos los que emprenden su carrera profesional tras su cualificación académica en muchos casos relevante (25 a 30 años), los que están consolidando su posición laboral (30 a 40 años) y los que han adquirido un alto grado de experiencia (40 a 54 años).

Desde el punto de vista sociológico se trata además del  grupo de población que o bien se prepara para crear una familia o ya la está manteniendo y concentran los gastos más elevados (hipoteca, estudios de los hijos etc.). El año pasado este grupo de trabajadores ha crecido casi un diez por ciento hasta llegar a estos  3,4 millones. A ello hay que sumar que el número de parados mayores de 55 años, es decir los trabajadores de mayor experiencia, aunque cuantitativamente es menor, ha experimentado el mayor aumento: el 15 por ciento.

Si a este hecho se le une la elevada tasa de empleo juvenil (casi un millón de parados entre los jóvenes de 16 a 24 años) en una de las generaciones mejor preparadas de la historia de España el panorama de la productividad nacional  se presenta muy complicado. Expulsión del mercado de trabajo de las nuevas generaciones que acaban de terminar su formación académica, de las que emprendan la carrera profesional con más ímpetu y de los que tienen más experiencia.

La EPA revela otros datos muy preocupantes para el merado laboral como el hecho de que casi la mitad de los desempleados (2 millones sobre los 4,6 millones totales) llevan más de un año sin trabajo. Esta situación puede provocar, según todos los estudiosos una mayor dificultad para entrar de nuevo en el mercado laboral, pérdida de ingresos al quedar sin las prestaciones lo que repercute en el sostenimiento de la familia y potencial de mayor peligro de problemas sicológicos y personales. El año pasado fue el grupo que más creció dentro del desempleo ya que lo hizo en  572.000 personas o lo que es lo mismo casi en un 40 por ciento.

Del análisis de estas estadísticas del INE se puede observar que son muchos los contratos temporales que no se renuevan, aumenta el empleo a tiempo parcial y baja la población activa, es decir el desánimo es cada vez mayor y mayor número personas ni se plantean  buscar empleo.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.