El saldo vivo del crédito hipotecario se desploma el 12,2% en 2013

19/02/2014

Miguel Ángel Valero. La morosidad de estas operaciones se mantiene estable por debajo del 5%, señala la Asociación Hipotecaria.

El saldo vivo del crédito hipotecario gestionado en España registró un volumen total de 772.512 millones de euros en 2013, lo que supone un retroceso del 12,2% respecto a 2012, según el informe de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El volumen de crédito hipotecario gestionado, 772.512 millones, baja el 11,9%, en el mismo período.

Estos descensos provocan que la ratio de préstamos dudosos respecto del total del crédito al sector privado residente (dudosidad, en la jerga del sector) haya mostrado una tendencia creciente a lo largo del año pasado, hasta situarse en diciembre en el 14% frente al 10,7% de 12 meses antes.

Pero esta subida de la morosidad está más relacionada con la contracción del saldo vivo que con la evolución de los saldos dudosos, que han experimentado una progresiva desaceleración en sus ritmos de crecimiento mensuales a lo largo del año, según los datos de la AHE.

La morosidad hipotecaria no llega al 5%, frente al 35% de los créditos destinados a financiar actividades inmobiliarias.

Las cédulas hipotecarias, que constituyen el principal mecanismo de refinanciación de esta cartera de préstamos, también disminuyen su saldo vivo el 17,25%, hasta los 340.136 millones. En consecuencia, pierde cuatro puntos de peso en la financiación de hipotecas, del 48% de 29012 al 44% un año después.

El proceso de desapalancamiento experimentado por el mercado hipotecario en los últimos años y la evolución de los depósitos, que crecieron el 0,22% en 2013, ha mejorado la liquidez de las entidades de crédito, reduciendo la ratio financiación/depósitos hasta el 61% (69% en 2012).

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.