Ya está montado el lío

03/02/2011

Miguel Larrañaga. 03-02-2011

Vaya jornada bursátil que nos ha tocado vivir. Los índices europeos se han vuelto completamente locos y han decidido hacer cada uno la guerra por su cuenta lo que, por otra parte, puede llevar al desastre más absoluto si no se ponen de acuerdo rápidamente. No hay nada peor que la falta de sincronía para que los inversores se queden completamente despistados y terminen por deshacer sus posiciones más pronto que tarde.

El caso es que el Dax quiso a lo largo de todo el día, pero se quedó más sólo que la una. Al FTSE le pesó una barbaridad el veredicto negativo que el mercado otorgó a los resultados de Shell, al CAC le pesó todo y no levantó cabeza en toda la jornada y lo del Ibex fue para capítulo aparte.

Nuestro mercado vivió ayer una vorágine vendedora que, por una vez, tiene motivo. La venta de parte de su capital en ACS por parte de Corporación Financiera Alba a un precio inferior al del mercado llevó a los títulos de la constructora a ajustarse de inmediato al precio obtenido por los March, así que de entrada empezaron un 10% más abajo de donde quedaron en la víspera. FCC y Acciona se vieron arrastradas por el movimiento a la baja, acumulando en su cotización pérdidas relevantes. En el sector constructor, que últimamente había mostrado un buen comportamiento, solo se salvó Ferrovial, en tanto que OHL aguantó con unas pérdidas «dignas».

Al tiempo, los resultados del Santander tampoco fueron bendecidos por los inversores, lo que llevó al sector bancario completo a los números rojos, con lo que eso supone dado su peso en el índice. Tampoco las energéticas se atrevieron a ir contra el mercado y Telefónica se dedicó a recortar para tomar resuello después de las subidas de los últimos días. Lo de menos fue si se perdió tanto o cuanto, lo de más es que hubo una «limpia» en toda regla. Ahora queda por ver si hay reacción, con lo que la limpieza ha sido sana, o seguimos hacia abajo, lo que puede llevar a generar más dudas aún. Para colmo, Ángela Merkel se dedicó a proclamar que «no hay dudas sobre la solvencia de España» y eso siempre es un riesgo, que basta que se mente a la bicha…

Supongo que no hará falta decirles que vayan con mucho cuidado, que esto ha entrado en fase de locura y si siempre puede pasar cualquier cosa, ahora mucho más. Y para muestra un botón. El Dax cerró con unas mínimas ganancias del 0,14%, en tanto que el FTSE perdió un 0,28%, el CAC un 0,74% y el Ibex recuperó a última hora para limitar las pérdidas al 1,36%.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.