Cómo ahorrar en la factura de la luz con software

18/04/2014

Marta Villalba. Indica si tienes la potencia adecuada para ti y el consumo de luz de forma pormenorizada, dos factores clave a la hora de ahorrar.

La factura de la luz, esa pesadilla para nuestros bolsillos, se ha disparado sin que hayamos cambiado nuestros hábitos. ¿Qué hacer? Pues aparte de racionalizar el consumo, podemos recurrir a la tecnología. Con ella conoces si has contratado la potencia que realmente necesitas para tu casa o el consumo energético de forma detallada. Toda esa información puede obtenerse con software. La empresa Optimiza Recursos, pionera en este terreno, acaba de lanzar la versión para hogares de su programa Energy Sentinel, que analiza la factura: compara los precios y las cantidades consumidas de luz para ver si pagas más de lo que debes. «Todos los meses, cuando te llega la factura, introduces en la plataforma los datos en el sistema, que se encuentra en la nube y, al momento, te indica cuánto estás pagando y si es más de lo que debes. Si el consumo es más alto, el usuario envía un correo electrónico a la compañía para corregir la anomalía y rebajar el consumo o mejorar precios cambiando de compañía», explica Jaime Vergara, director de la compañía, que realiza consultoría, asesoría y correduría.

Este servicio se complementa con la medición detallada del consumo mediante otro software y un aparatito que se instala en el cuadro de la luz. Monitoriza en tiempo real la potencia y la energía (los datos son enviados por wifi, 3G o cable de red al ordenador, el smartphone o la tableta del usuario). «Te informa de qué, cómo y cuándo estamos consumiendo para poder ahorrar. Permite medir por estancias de la casa e incluso cuánto consume una luz en concreto, aunque no suele efectuarse con tanta precisión sino que se ve en general», señala Vergara. Si el consumo excede de lo habitual, se van acotando zonas para ver de dónde proviene el exceso.

ahorra-factura-luzLa compañía, que cuenta con el mismo software adaptado al ahorro de gas, también se encarga de cambiar la iluminación con bombillas LED (aconsejan cuáles interesan más al usuario y luego las suministran e instalan). «No todas las luces LED son iguales, ni en su vida útil, ni en la temperatura, ni en la cantidad de luz que dan pasados los seis meses. Por ejemplo, las de los chinos son baratas pero a los tres meses iluminan mucho menos o se funden y no puedes reclamar».

Con el software podemos comprobar si la potencia contratada (un gasto fijo) se adecua a las necesidades del usuario y el consumo de energía (gasto variable). Tras analizar los precios y consumo acometen los cambios necesarios para ahorrar en luz, entre ellos cambiar a luces LED y poner enchufes con interruptores para cortar la electricidad en los aparatos que normalmente están siempre enchufados, como «la nevera, el electrodoméstico que más gasta precisamente porque no se desenchufa nunca». Además, efectúan un seguimiento durante un año para comprobar si están cobrando lo correcto.

En empresas, la monitorización con software Energy Sentinel, puede suponer unos niveles de ahorro superiores al 40 % en el consumo energético. Sobre los cambios del Gobierno en la facturación de la luz, Vergara señala que se está «complicando al usuario porque antes tenías un precio marcado trimestralmente y ahora se va realizar con subastas. Vamos a depender de la lluvia y de los que generan electricidad. La factura no se entendía y ahora mucho menos. Cada vez pagamos más y cada vez hay más deuda, eso no se entiende».

¿Te ha parecido interesante?

(+28 puntos, 30 votos)

Cargando…

2 pensamientos en “Cómo ahorrar en la factura de la luz con software

  1. yo ya les he llamado para mi empresa y la verdad es que me están abaratando la factura de la luz. Muchas gracias por la info

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.