En modo rally

07/02/2011

Miguel Larrañaga. 07-02-2011

Con la crisis egipcia más o menos encauzada, los mercados europeos hicieron, por una vez, lo que cabía esperar: subir. Y no lo hicieron de cualquier forma. Activaron el «modo rally». Habrá que ver cuánto dura.

Desde el comienzo de la jornada se vio a los índices continentales con ganas de subir, comandados por un Dax eufórico y lastrados desde media mañana por un Ibex que volvió a hacer de las suyas. Resulta que al selectivo español le afectó mucho más de lo previsto el anuncio del Santander de que lanzará una opa sobre el polaco Zachodni. Forma parte de acuerdos anteriores y todo el mundo lo sabía, pero está visto que algunos andaban flojos de memoria y el mercado lo acusó. Sólo al final y gracias a la tremenda subida en la apertura de Wall Street el Ibex enderezó el rumbo.

Por lo que se refiere al resto, subrayar las dudas que aún parece arrastrar el FTSE británico. Quiere y no puede, lo que se puede convertir en un escollo de consideración para el resto de Europa si no corrige rápido esta actitud. Recordemos que desde la City y a través de ella se encauza buena parte del capital no europeo que viene a nuestros mercados. En cualquier caso, volvió a cerrar por encima de los 6.000 puntos, lo que debe dar alguna confianza a los inversores (en teoría). También el Dax se aleja cada vez más decididamente de la barrera de los 7.200 puntos y aunque sea previsible algún recorte, las dudas que había suscitado este nivel parecen superadas (también en teoría).

El problema, como casi siempre, es tratar de discernir qué ocurrirá mañana. Si los mercados confirmarán la mejoría o si, por el contrario, se impone la realización de beneficios de los cortoplacistas. Cualquiera de los dos escenarios es posible y razonable, así que una vez más habrá que jugárselo a cara o cruz. Lo que no parece demasiado razonable es pensar que puede repetirse mañana una subida de la misma intensidad que la de hoy e incluso por la salud del propio mercado sería deseable que frenara un poco el ritmo para evitar la tentación siempre presente de la realización inmediata de beneficios.

Pero mientras esperamos la solución al enigma, nos quedaremos con lo sucedido hoy. El Dax trepó nada más y nada menos que un 0,93%, el FTSE un 0,89% gracias al sprint final, el CAC volvió a mostrar su mejor cara con un avance del 1,08% y el Ibex limitó las ganancias al 0,63%. Destacar entre los menos habituales el comportamiento del Aex holandés, que se despachó con un alza del 1,19%.

¿Te ha parecido interesante?

(+13 puntos, 13 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.