Una de chinos

08/02/2011

Miguel Larrañaga. 08-02-2011

Todo iba camino de otro día de vino y rosas, lo que traduicido al lenguaje bursátil suele llamarse euforia. El Dax había superado con holgura los 7.300 puntos y salía disparado como un cohete acompañado esta vez del FTSE, pero a media mañana la cosa se torció y los mercados tardaron mucho tiempo en recuperar de nuevo el rumbo, aunque al final lo hicieron con la ayuda de la «brújula» de Wall Street.

¿Y qué pasó para que se desorientaran los mercados? Que China ha decidido subir sus tipos de interés. Tiene gracia. hace veinte años nadie sabí si China tenía siaquiera tipos de interés oficiales y ahora se miran con lupa.

Pues qué quieren que les diga. No entiendo la reacción. Si todo en Bolsa suele estar descontado, una subida de tipos en China está siempre descontada a medida que se van conociendo nuevos datos de inflación y que se van ocultando las presiones de Estados Unidos para conseguir un yuan más fuerte. Una subida de tipos ayuda en ambos sentidos, así que no entiendo bien por qué el mercado se pone como se pone durante un rato. Debe ser por aquello de que una subida de tipos siempre es mala noticia para la renta variable, per seamos serios ¡¡¡es en China!!!. Y por mucho que se pongan de aquella manera no creo que los bonos chinos puedan a día de hoy competir de tú a tú con la renta variable europea o americana. Ni siquiera con la Bolsa de Shangai.

Total que entre dudas y miradas de reojo, los índices se recuperaron como bien pudieron. La lástima es que el movimiento cogió al Ibex a las puertas de los 11.000 puntos y se alejó demasiado para volver a intentarlo. Al cierre ganó un 0,39% y fue una vez más el peor de los grandes índices. El Dax ganó un 0,54%, el CAC un 0,43% y el FTSE, sobresaliente en el tramo final, se apuntó una ganancia del 0,67%.

¿Te ha parecido interesante?

(+13 puntos, 13 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.