El Palace pone un jardín en su cúpula

11/06/2014

Susana de Pablos.

MonamourEl 18 de junio, en forma de jardín vertical, se inaugura en el hall del hotel Palace de Madrid The Pop-up Garden. Esta instalación única está realizada por Monamour Natural Design, empresa propiedad de dos artistas del paisajismo de interior, Claudia Bonollo y Denis Broduriès, que elevan los elementos de la naturaleza a categoría de arte. Este efímero espacio estará abierto al público hasta el final del verano.

Este es el cuarto año que The Westin Palace Madrid inaugura un espacio temporal para dar la bienvenida al verano. En esta ocasión, el hotel ha invitado a Monamour Natural Design para interpretar y exponer su particular versión de la terraza de verano. El proyecto de la instalación es obra de la italiana Claudia Bonollo, arquitecta, artista y head designer de Monamour, quien concibe el espacio como una instalación versátil englobando las nuevas tecnologías, la innovación y el diseño.

Aparte de ser concebido como una creación 100% vegetal para admirar y fotografiar, The Pop-up Garden es un bar de verano donde refugiarse de las altas temperaturas. Ahí se puede disfrutar de una selección de tapas creadas por el chef del hotel, Federico Giacalone, que maridan con Inedit, la cerveza de los gourmets.

 

MonamourEsta carta de maxi-tapas incorpora una serie de productos españoles certificados con el sello de calidad de Elite Gourmet. El hotel ha elegido esa cerveza, intensa, aromática, afrutada y floral porque ha sido creada por los maestros de Damm, Ferrán Adriá y el equipo de sommeliers de El Bulli para acompañar las tapas.

Algunos elementos del  mobiliario que se exhiben en el espacio, los aporta Verónica Martínez, joven promesa del diseño español que los presentó en el último Salón del Mueble en Milán. Esta creadora trabaja con el krion como material base de sus diseños, logrando que sus creaciones sean auténticas esculturas.

La técnica de Monamour
El jardín efímero es una mezcla de musgos, helechos, plantas, flores y hojas, cuyo tacto y aspecto —tras un proceso de estabilización en el que se sustituye la savia por glicerina— parecen absolutamente naturales y frescas. Eso sí, con la ventaja de que no requieren ningún mantenimiento, ni agua ni luz, y así perduran durante años.

El trabajo de Monamour Natural Design va un poco más allá de un jardín vertical. Su experimentación artística lleva al límite las posibilidades del material empleado para sorprender con configuraciones únicas: el Jardín Literario o el Jardín Atomizado son dos de los ejemplos que se podrán contemplar. Clorofila Digital añade a este proyecto artístico sus cajas de luz vegetales.

No emplean plantas liofilizadas. Los materiales son ignífugos, ecológicos y 100% biodegradables. De ahí que sus jardines son piezas únicas y exclusivas, como podrá disfrutarse en el hotel Palace de Madrid.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 6 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.