Otro punto crítico

14/02/2011

M. L.. 14-02-2011

No bien hemos terminado con el punto crítico del Dow Jones, el famoso entero de los 12.000 puntos y ahora hemos llegado a lo que sí es una resitencia real, la zona de los 1.330 puntos es vista por muchos analistas como uno de los lugares en los que el índice que mueve el mundo debería hacer un alto en el camino. Pues bien, llegó el pasado viernes y hoy volvió a cerrar por encima. No seré yo el que lance las campanas al vuelo, pero es una resistencia ya muy antigua y conforme pasan los años las resistencias tienen que tener mucho más peso que esta, sobre todo porque fue eficaz durante varias semanas como soporte, allá por principios de 2008, pero como resistencia no ha sido muy probada salvo un mínimo escarceo en agosto de 2008.

En cualquier caso, hay mucha expectación por ver al S&P 500 ante lo que se supone una prueba de fortaleza y más aún cuando los gurús más agoreros han lanzado desde hace semanas la famosa advertencia de una próxima corrección. Si nos atenemos a lo ocurrido hoy, el S&P 500 no tiene ni la menor gana de pararse. Dudó al principio de la sesión ante la caida del Dow Jones y sus «blue chips», pero la fortaleza de los valores negociados en el Nasdaq y del sector energético terminó por llevar al índice de nuevo a los máximos del día casi en el momento del cierre.

No sé, como no sabe nadie, si este será el nivel de «descanso» del mercado americano o no, pero adoptar una postura prudente no está nunca de más. ¿Qué es una postura prudente? Ajustar stops, realizar una parte de la cartera, sobre todo acciones de sectores que últimamente andan renqueantes y cuyo mejor momento pasó hace ya algún tiempo. Eso es lo que dicen los libros que es una postura prudente, pero les prometo que la segunda parte de la teoría jamás la he llevado a la práctica. Soy más partidario de reajustar los stops en niveles razonables y dejar al mercado que haga lo que tenga que hacer, eso sí, asegurando una ganancia cierta en el caso de que se dé la vuelta violentamente. Seguramente he dejado de ganar algo algunas veces, pero también seguramente no me he arrepentido de vender tal o cual valor «y mira dónde está ahora».

El caso es que estamos donde estamos y cada cual debe definir su estrategia si es que no se ha definido ya con antelación, lo que es más que recomendable. Si no lo ha hecho, este es un buen momento para preguntarse a sí mismo qué le pide al mercado y si lo que ha ganado, en el supuesto de que haya ganado, le parece suficiente, o si es mayor el temor a que el mercado recorte parte de lo tan duramente ganado. Hay tantas respuestas posibles como inversores, así que cada cual debe hacer su propio análisis y actuar en consecuencia.

De momento, lo que yo les puedo avanzar es que volvieron a subir más valores que los que bajaron, lo que significa que, en teorìa, el recorte del Dow estaría «aislado». Pero ya saben, eso nunca puede afirmarse con rotundidad. El Dow, que ha sido el motor de las últimas subidas, ha recortado un mínimo 0,4%, en tanto que el S&P 500 ha avanzado un 0,24%. El Nasdaq Composite, por su parte, subió un 0,28%.

¿Te ha parecido interesante?

(+14 puntos, 14 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.