CaixaBank estrena la pulsera Visa sin contacto

03/07/2014

Miguel Ángel Valero. El sistema permite hacer compras tan solo acercando la muñeca al datafono del establecimiento.

CaixaBank lanza por primera vez en Europa una pulsera Visa para realizar compras sin contacto en los comercios adaptados al sistema ‘contactless’. De esta forma, los clientes de la entidad podrán llevar su tarjeta en la muñeca y realizar pagos de forma más cómoda en más de 300.000 comercios en España.

El banco instrumental de ‘la Caixa’ tiene previsto distribuir durante el verano 15.000 pulseras contactless entre los clientes con mayor utilización de esta modalidad de pago. Este lanzamiento se convierte en la mayor experiencia de Europa en el uso de un dispositivo portátil como medio de pago con Visa. Durante el segundo semestre, la pulsera estará disponible en toda la red de oficinas de la entidad, y los clientes podrán contratarla a través de los canales habituales.
Imagen pulsera Visa contactless de CaixaBankLa pulsera está basada en la tecnología de pago ‘contactless’: lleva en su interior un ‘microtag’ con la información encriptada de la tarjeta del cliente, protegida con las mismas garantías de seguridad que las tarjetas (sistema EMV). Este chip con tecnología ‘contactless’ permite conectar la pulsera con los datáfonos y realizar transacciones como si fuera una tarjeta sin contacto normal. Toda esta tecnología se reúne en un dispositivo de tamaño reducido, diseñado con cierre ajustable y materiales antialérgicos.
La pulsera Visa ‘contactless’, al ser elástica y ajustable, permite a los clientes utilizarla cómodamente en todas sus actividades diarias. Además, es resistente al agua y a la humedad, lo que la convierte en un medio de pago ideal para este verano. El cliente puede salir a hacer deporte o cualquier actividad al aire libre sin necesidad de preocuparse por su medio de pago.
Además, la pulsera es una tarjeta adicional a la ‘contactless’ del cliente, por lo que todas las compras realizadas con ella se cargarán exactamente igual que con la actual. El hecho de llevar la tarjeta en la muñeca añade condiciones de comodidad y seguridad, ya que el cliente no tendrá que quitársela para realizar pagos, haciendo más ágil el proceso de pago.
La interacción con el datáfono será muy similar a la que se realiza con tarjetas ‘contactless’, aunque lo que el cliente tendrá que aproximar al terminal será la muñeca en la que lleva el dispositivo. Éste conectará por proximidad y realizará la transacción.
Como en el pago con tarjetas sin contacto, en compras superiores a 20 euros, el cliente tendrá que teclear el número PIN para validar la operación. Para operaciones inferiores, el cliente puede realizar la operación simplemente acercando la tarjeta al terminal del comercio.
El sistema es totalmente compatible con todos los datáfonos que aceptan pagos contactless, en cualquier lugar del mundo.

Servicio antifraude

La pulsera dispone de las mismas prestaciones de seguridad que la tarjeta ‘contactless’habitual. Al utilizar la tecnología EMV, todas las compras realizadas con la pulsera se realizan de forma encriptada. Además, como el resto de tarjetas de CaixaBank, la pulsera ‘contactless’ dispone del servicio gratuito CaixaProtect, que protege al cliente ante un posible uso fraudulento de sus tarjetas.
Para que el cliente pueda llevar un perfecto control de las operaciones realizadas con la pulsera, CaixaBank ha creado una aplicación móvil específica que informará al cliente al instante de todas las operaciones realizadas con el dispositivo. La aplicación es totalmente gratuita y el cliente podrá descargársela a través de un SMS que recibirá en el momento de la activación de la pulsera. Además, esta aplicación está disponible en la tienda de aplicaciones de la entidad, CaixaMóvil Store.
El despliegue de estas pulseras supone para CaixaBank la integración de dos líneas de innovación en las que ha conseguido resultados relevantes a escala internacional: el sistema de pago sin contacto y el ‘wearable banking’. Fue la primera entidad financiera europea que lanzó a gran escala el sistema de pago ‘contactless’ para tarjetas en 2011. En la actualidad, CaixaBank cuenta con más de cuatro millones de tarjetas sin contacto en circulación, 200.000 datáfonos adaptados, y factura el 16% del total de compras realizadas con ‘contactless’ en Europa, según Visa.
CaixaBank inició a principios de 2014 el lanzamiento de servicios financieros adaptados a los nuevos dispositivos portátiles, como la primera aplicación del mundo para relojes ‘inteligentes’ o una aplicación para localizar oficinas y realizar conversión de divisas con Google Watch.
Las pulseras sin contacto suponen la unión de ambas tendencias, puesto que proporcionan un servicio financiero que el cliente podrá llevar encima, con todas las ventajas en la experiencia de uso que esto supone, sobre todo en lo referente a la comodidad, la agilidad en la realización de la compra y la seguridad.
La diversificación de formatos de medios de pago permitirá al cliente elegir aquellos que mejor se adapten a sus necesidades: tarjeta, móvil o dispositivo llevable. Actualmente, CaixaBank es la entidad con mayor número de tarjetas en circulación en España, con más de 12,5 millones de tarjetas emitidas, y es también pionera en pago con móvil, con la puesta en marcha del servicio de pago con NFC.

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.