Turismo espacial: de vacaciones a la estratosfera 

24/07/2014

Marta Villalba. Varias empresas compiten por ser los primeros en inaugurar los viajes comerciales al espacio.

En el futuro, al clásico dilema de si ir a la montaña o a la playa se añadirá una opción más: ir de viaje al espacio exterior, algo cada vez más factible aunque todavía siga pareciendo de ciencia ficción. Varias empresas desarrollan medios de transporte para viajar hasta la estratosfera. Entre ellas, la española Zero 2 Infinity con su prototipo Bloon, un globo de helio gigante y ecológico capaz de flotar a 36 kilómetros por encima de la Tierra. El ingenio tiene capacidad para cuatro turistas y dos pilotos.

“Imagine las vistas más impresionantes de nuestro planeta entre estrellas, el sol abrasador de día y la oscuridad del espacio en la noche”, reza la web de  Zero 2 Infinity. El periplo para contemplar el contorno de nuestro planeta dura aproximadamente tres horas (una hora de ascenso y dos de paseo espacial). Hasta una de las agencias que lo comercializa en España ofrece catering a bordo servido por el cocinero con dos estrellas Michelín Dani Garcia. La excursión a través de la capa de ozono puede reservarse en la web de la compañía. Cuesta 110.000 euros (10.000 como anticipo, 50.000 más después de su primer viaje exitoso con humanos y los otros 50.000 euros al confirmarle el día de vuelo). En septiembre de 2013, efectuó una nueva prueba y lanzó el globo desde el aeropuerto de Córdoba. Todo funcionó como estaba previsto. Desde el pasado enero, la empresa con sede en Barcelona, prueba el traje espacial presurizado para los pilotos, aunque no será necesario para los turistas, explica la compañía, que prevé su primeros vuelos comerciales para 2015.

También con éxito concluyó la prueba realizada el pasado junio en el aeropuerto de Roswell por otra empresa que desarrolla una nave voyager, llamada Tycho, para admirar la curvatura de la Tierra en globo, World View Enterprises, de Arizona (Estados Unidos). Se basa en un sistema similar al que utilizó el aventurero austriaco Felix Baumgartner cuando se lanzó desde la estratosfera a una altura de 38.969 metros. Los viajes comenzarán en 2016 y valdrán 75.000 dólares.

Zero 2 Infinity y World View Enterprises compiten con los viajes espaciales del magnate Richard Branson, con Virgin Galactic,  a 250.000 dólares el billete de vuelo hacia las estrellas en la Spaceship Two. Los primeros, previstos para la próxima Navidad, tendrán una duración de dos horas y media e incluyen cuatro minutos de ingravidez. Las aeronaves, de 8 plazas, se sitúan a 360.000 metros por encima de la superficie terrestre.

La empresa holandesa Space Expedition Corporation (SXC) espera inaugurar los vuelos diarios al espacio en su nave Lynx Mark  en 2015, a 72.000 euros el viaje, en el que únicamente van a bordo el piloto y el pasajero. La aeronave despega de una forma similar a la de un avión común. Pero a los dos minutos comienza a ascender de forma vertical y se impulsa hasta alcanzar una velocidad cercana a 3 veces la barrera del sonido. El turista necesita entrenarse para soportarlo y acostumbrarse a la gravitación a la que estará la aeronave durante 5-6 minutos.

¿Y viajar a luna? Pues también. La compañía estadounidense Space Adventures ya tiene dos reservas, con un precio de 150 millones de dólares cada una, para alunizar en 2017 en la primera expedición privada al satélite de la Tierra, a bordo de una nave Soyuz.

¿Te ha parecido interesante?

(+28 puntos, 28 votos)

Cargando…