La Fed versus Irán

16/02/2011

M. L.. 16-02-2011

Un pulso y de los grandes fue lo que ocurrió ayer en el mercado americano. Estampida de salida, caída vertiginosa y remontada espectacular. Muchas cosas para sólo unas pocas horas, pero el mercado es así. Hay días en los que la sesión transcurre entre bostezo y bostezo y otros en los que pasa de todo, La de hoy es una de las segundas.

De inicio, los índices se fueron hacia el  cieloi apoyados por la subida de los precios de la vivienda. Que los precios suban es un buen indicador de que la crisis inmobiliaria puede estar tocando suelo en Estados Unidos, aunque esto no quiera decir ni mucho menos que el problema esté resuelto. Los operadores lo interpretaron en positivo y la apertura fue alcista, confirmando lo ocurrido en Europa durante toda la mañana.

Pero poco antes del cierre europeo, los índices americanos amagaron la caída, confirmada nada más cerrar Europa. Era en vertical, lo que daba pie a pensar en algo raro. ¡¡Y tan raro!! Por las pantallas de tiempo real de los operadores circulaba un teletipo que aseguraba que Irán planea mandar una flotilla de guerra a través del Canal de Suez hacia Siria, con el objetivo último de atacar a Israel.

El ministro de Exteriores israelí parecía el foco de la información y todo lo que suponga un aumento exponencial de la ya de por sí tensa situación en Oriente Medio supone un peligro para el mercado. En realidad, me temo que les da igual lo que hagan los iraníes pero no les da igual lo que pueda ocurrir con el petróleo. De hecho, el crudo se apreció fuertemente en apenas unos minutos. El fantasma de una situación incontrolable en el área que hiciera peligrar los suministros petroleros campó por sus respetos por el mercado durante un buen rato.

Menos mal que llegaron justo a tiempo un desmentido de Egipto, que aseguraba que Irán no había pedido permiso para enviar barcos de guerra a través del Canal de Suez, y los «Fed minutes», que revelaron que la Reserva Federal ya no prevé un crecimiento económico del 3,4% en Estados Unidos este año, sino del 3,9%. Esto tiene el inconveniente de que algunos miembros de la Fed ya comienzan a plantear una «redimensión» del programa de estímulos adicionales implantado por Bernanke y esto sin duda afectará a la Bolsa, pero los inversores prefirieron la lectura del PIB y dejaron de lado a Irán.

Al final de la jornada, los índices rozaron los niveles alcanzados a primera hora y lo que quedará para el estadística es que el Dow Jones subió un %, el S&P un % y el Nasdaq Composite avanzó un %.

¿Te ha parecido interesante?

(+10 puntos, 10 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.