Siempre nos quedará el Ibex

17/02/2011

Miguel Larrañaga. 17-02-2011

Hasta el rabo todo es toro, dice el refrán y aquí es de aplicación a la Bolsa. Estaba el Dax de capa caída causada por la caída desmesurada de los valores del sector automovilístico y arrastrando a toda Europa en su languidez en un movimiento casi armónico del que un índice se desmarcó desde el inicio: el Ibex.

También el CAC parisino pareció intentarlo a media mañana, pero una vez más quedó en fuegos de artificio y cuando aparecieron malos datos de inflación y de paro en Estados Unidos y el Dax amenazó con desplomarse, el único índice que “pataleó” fue el Ibex.

Es lo que tiene el selectivo español, que siempre demuestra personalidad. Baja cuando los demás suben y sube cuando los demás bajan. No íbamos nosotros a hacer lo que todos los demás, digo yo. Lo de menos es el resultado final del “pataleo” del Ibex, que tampoco fue para tirar cohetes. Lo que importa es el intento de demostrar que quiere hacer cosas.

El segundo problema fue que las mineras, que pesan mucho en el FTSE británico, también decidieron (llevan ya algún tiempo remoloneando) que tampoco era su día, al punto de que ni siquiera el empuje del sector financiero logró que el FTSE enderezara el rumbo durante toda la mañana.

Y el tercer problema lo hemos importado del otro lado del Atlántico. Resulta que una investigación ha detectado numerosos “errores críticos” en los embargos de viviendas por impago hipotecario en Estados Unidos y los reguladores han anunciado acciones contundentes para terminar con lo que califican de “abusos”, en actuaciones que incluyen multas a los infractores y medidas adicionales de control para que este tipo de cosas no puedan volver a suceder.

Ni qué decir tiene que todos los grandes bancos americanos están en el ojo del huracán y la mayor parte de las grandes aseguradoras, lo que propició una profundización en la apertura bajista en Wall Street

Pero a eso de las cuatro de la tarde los inversores prefirieron mirar hacia el “Philly Fed”, el índice que mide la actividad manufacturera de Filadelfia, que ha registrado su mejor dato desde ¡¡2004!! Y el rumbo comenzó a enderezarse, tanto para los índices americanos como para los europeos que, ahora sí, emprendieron una loca carrera en busca de saldar el día con ganancias. El Ibex, en cambio, iba sobrado y la reacción americana sirvió para culminar una jornada más importante por el cómo que por el cuánto.

El resto cerró como pudo. Hubo quien llegó al momento decisivo para la estadística con la lengua fuera pero en positivo y hubo quien no llegó. Bien merecido lo tiene por lo que nos ha hecho pasar en jornadas anteriores. El Ibex encabezó la “lista de ganancias” con un avance del 0,59%, seguido por el CAC y el FTSE, ambos con el 0,03%. El Dax terminó bajando un 0,12%, poca cosa para lo que llegó a apuntar.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 6 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.