Un Tallin de lujo

24/09/2014

Carmela Díaz.

Tallin

Que la capital de Estonia es una ciudad medieval de cuento de hadas se trata de algo bien sabido por casi todos. Pero lo que los viajeros quizá desconozcan es que nos encontramos ante un destino con múltiples opciones para los amantes del lujo. 

Los hoteles más exclusivos.

Telegraaf 5*: Situado en la ciudad vieja en un palacete del siglo XIX, está considerado como uno de los mejores hoteles de Estonia. Cuenta con una decoración refinada y elegante, toques Art Decó, mármoles, terciopelos, lámparas de araña… Un entorno idílico para disfrutar en pleno corazón del casco antiguo. Su interior alberga el mejor restaurante de Tallin.

Swissôtel Tallinn: Este hotel está situado fuera de la zona medieval de Tallin, a unos 10 minutos a pie. Pero ofrece un lujo de vanguardia y cosmopolita. Merece la pena visitar el bar situado en la terraza del hotel ya que cuenta con unas vistas impresionantes de todo el centro.

San Petersbourg: Se trata de un hotel boutique ubicado en un precioso edificio histórico en pleno centro. Tanto la decoración de las habitaciones como la de las zonas comunes, están cuidadísimas. Nos encontramos ante un establecimiento que destaca por sus múltiples detalles.

Hotel San Petersbourg

Hotel San Petersbourg

Los mejores restaurantes:

Tchaikovsky: Situado en el hotel Telegraaf está considerado el mejor restaurante de Tallin en 2013 y el segundo mejor de Estonia ese mismo año. Su cocina es una fusión perfecta entre la gastronomía rusa y la francesa. Mención especial merece su sección del menú destinada a los blinis en la que no falta el caviar. Su chef fue finalista del concurso gastronómico Bocuse D´Or en 2009. El entorno es elegantísimo y los fines de semana a partir de las 19:00h hay conciertos en directo de música clásica. Los más sibaritas no quedarán defraudados.

Restaurante_Tchaikovsky

Restaurante_Tchaikovsky

Cru: Situado en la calle Viru, a pocos metros de la Plaza del Ayuntamiento, cambiamos radicalmente de estilo para adentrarnos en una cocina de diseño y en un ambiente más cosmopolita pero igualmente deliciosa.  Su chef ha participado en varias ocasiones en el prestigioso concurso Bocuse D´Or y volverá a hacerlo en 2015.

Las terraza más glamurosa. El Tallin medieval está repleto de coquetas terrazas decoradas con flores multicolores en los meses estivales que otorgan un toque bucólico al entorno, pero seleccionamos una que resulta especialmente agradable: la terraza del restaurante Leibresto: Situada a pie de la muralla cuenta con un encantador patio privado repleto de árboles y vegetación. Es ideal para tomar un cóctel, una copa de champagne o para una cena en verano. Las salas interiores y su cocina también merecen la pena.

Terraza Leib-Resto

Terraza del restaurante Leibresto

El café con más encanto: Los amantes de un buen café no deben perderse La Chocolaterie, situada en el patio de los artesanos, en pleno centro de la ciudad vieja.

Actividades exclusivas: En verano existe la posibilidad de ver la ciudad a unos cuantos metros de altura, concretamente desde un globo que ofrece extraordinarias panorámicas de la ciudad medieval, la moderna, el Báltico y el interior. Otras opciones únicas son:

Museo Lenusadaam, donde se puede visitar el interior de un submarino de los años 30.

Prisión de Patareia, es una antigua cárcel de la época soviética ya cerrada, bastante escalofriante, por cierto. Solo es posible visitarla durante el período estival, pero hay que reservar con bastante antelación puesto que solo admite pocas visitas al día.

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…