Barcelona dedica un monumento a los gays y lesbianas

08/03/2011

diarioabierto.es. Finalmente el monumento a la memoria de los gays, lesbianas y de las personas transexuales que han sufrido la represión por su condición tendrá un monumento en Barcelona en los jardines de Fontseré y Mestre, junto al parque de la Ciutadella.

Inicialmente el alcalde había propuesto que el monumento se ubicara en la plaza de la Sagrada Familia, lo que a muchos ciudadanos les pareció una provocación innecesaria.

El monumento responde a una vieja reivindicación del colectivo de Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales que fue asumida por la concejal de derechos civiles de Barcelona. Tendrá forma triangular, unos cuatro metros y se colocará invertido con la siguiente leyenda: “En memoria de los gays, lesbianas y las personas transexuales que han sufrido persecución y represión a lo largo de la historia”. El objetivo de este monumento es hacer visible que la sociedad es diversa, plural y en ella cabe todo el mundo.

Motos eléctricas

También el Ayuntamiento de Barcelona ha inagurado la primera estación para recargar motos eléctricas. Cada estación permite la recarga simultánea de seis vehículos. Para potenciar este sistema de locomoción Iberdrola suministrará gratuitamente este tipo de energía hasta finales del 2012.

Asimismo está previsto un sistema para avisar por móvil que la recarga de la moto ha finalizado. El acto lo presidió el primer teniente alcalde, Jordi William, quien señala que “Barcelona apuesta por la movilidad eléctrica para contribuir a la transformación del sector de la automoción. Una industria de gran tradición aquí, pero también por razones de sostenibilidad y escasez de recursos energéticos”.

Las previsiones municipales calculan que en el 2016 circularán en Barcelona 40.000 motos eléctricas, por lo que uno de los principales problemas es el de la recarga. Actualmente circulan 250 pero el mercado potencial de las motocicletas verdes es alto, dado que en la ciudad circulan más de trescientas mil motos. En cualquier la ciudad –que apuesta decididamente por este sistema de transporte por su nula contaminación- tendrá que hacer un gran esfuerzo para permitir la recarga. Una moto eléctrica actualmente tiene una autonomía que no llega a los cien kilómetros y el tiempo de recarga es de unas tres horas.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.