Cinco bibliotecas que debes visitar al menos una vez en la vida

13/04/2015

Carmela Díaz.

Seas o no un amante compulsivo de los libros y la lectura tienes que conocer que existen bibliotecas que por su belleza arquitectónica y la cultura que atesoran, deberían ser lugar de peregrinaje obligado. La simbiosis de conocimiento y arte resulta demoledora. Supone una tarea de complejidad extrema seleccionar algunas bibliotecas en detrimento de otras, así que hoy elegimos por cercanía geográfica: les presentamos cinco que se encuentran ubicadas en territorio europeo.

biblio640

San Lorenzo del Escorial, Madrid. Comenzamos por la más próxima, ubicada en el interior del monasterio de la localidad madrileña de El Escorial. Una auténtica joya cuya sala central se asemeja más a un esplendoroso palacio que a un espacio destinado a almacenar libros.  La biblioteca fue fundada por Felipe II además de con la intención de coleccionar conocimiento, para impulsar los ideales fundamentales del Humanismo. Grandes en la materia como Juan Páez de Castro, Juan Bautista Cardona, Antonio Agustín, Ambrosio de Morales o Benito Arias Montano colaboraron en los planes del monarca de crear una biblioteca regia. El Salón de los Frescos, además de textos, acoge también dibujos y grabados, retratos de personajes, instrumentos matemáticos y científicos, mapas, esferas, astrolabios, reproducciones de fauna y flora, monetario y medallero, etc. Un templo de la cultura y el conocimiento a escasa media hora de la capital de España.

trini

Trinity College, Dublín. La universidad Trinity College de Dublín es la universidad más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I. Situada en pleno corazón de Dublín merece un paseo por sí misma: el visitante tiene la sensación de estar inmerso en un escenario de película. Por sus aulas pasaron algunos aventajados alumnos que se convertirían en grandes personalidades, como Samuel Beckett, Bram Stoker, Oscar Wilde o Edmund Burke. La biblioteca del Trinity College posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. Desde 1801 recibe un ejemplar de todas las obras publicadas en Irlanda y Gran Bretaña, gracias a lo cual, actualmente posee casi tres millones de libros repartidos en ocho edificios. La sala principal, conocida como Long Room, contiene más de 200.000 volúmenes antiguos. El gran tesoro es el Libro de Kells  que contiene un texto en latín de los cuatro evangelios escritos con una caligrafía de escribano, ornamentada y con  maravillosas ilustraciones de época.

abadia

Abadía de Strahow, Praga. El Monasterio de Strahov pertenece a la orden de los Mostenses y fue fundado por Vladislao II en 1143. En el interior del monasterio se encuentra la iglesia de la Asunción de la Virgen María. En ella se guardan los restos de San Norberto, el fundador de la orden Mostense, así como un órgano en el que tocó Mozart varias veces en sus visitas a Praga. Además de unas panorámicas fabulosas sobre la ciudad, la biblioteca abovedada es una obra de arte. Cuenta con dos salas que en cierta medida recuerdan a la biblioteca barroca del Clementinum (también ubicada en Praga y de obligada visita): la Sala Teológica Barroca y la Sala Filosófica Clasicista. En ellas se conservan libros y manuscritos de la Edad Media, ilustraciones y globos terráqueos.

aus

Abadía de Admont, Austria. Se trata de una joya del barroco que se fusiona con el arte contemporáneo. Los 70.000 libros restaurados, los frescos del techo y las esculturas de la ostentosa sala de la biblioteca acompañan a las obras de Erwin Wurm, Rudi Molacek y Lois Renner. Desde que se fundó la abadía en 1074 se fueron recolectando y conservando bienes culturales y a principios del siglo XIX se la empezó a considerar como la «octava maravilla del mundo». La colección total de libros consta de 200.000 volúmenes: 1.400 manuscritos son del siglo VIII y 530 libros son los primeros impresos antes del año 1500. La abadía de Admont no sólo destaca por la mayor biblioteca monacal del mundo, sino porque desde 1997 se ha ido desligando del mecenazgo histórico de la iglesia. Con el Museo de Arte Contemporáneo, esta abadía se ha convertido en un marco para obras de más de 100 artistas modernos, que coinciden en exposiciones temáticas extraordinarias.

roma

Biblioteca Angelica, Roma. Cerca de ese rincón romano presidido por la hipnótica fuente de Bernini, la plaza Navona, en la vecina plaza de Sant Agostino, se encuentra la Biblioteca Angelica que acumula alrededor de 2.700 manuscritos en latín, griego y oriental, 24.000 documentos sueltos y alrededor de 10.000 grabados y mapas. La biblioteca es, en virtud de la naturaleza de sus libros, un punto de referencia para aquellos que deseen estudiar el pensamiento de San Agustín. Inaugurada en 1604, Angelica fue la primera biblioteca pública en Italia. Como curiosidad destacar que nos encontramos ante un espacio cinematográfico: en la película Ángeles y demonios, inspirada en el best seller de Dan Brown, la Biblioteca Angelica se utilizó para simular la Biblioteca Vaticana.

¿Te ha parecido interesante?

(+25 puntos, 25 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.