El pesimismo inunda el mercado

16/03/2011

M. L.. 16-03-2011

Cada noticia fue peor que la anterior y nada contribuye a generar optimismo precisamente. Los datos económicos contradijeron el optimismo de la Fed de día anterior y todo apuntó a la entrada en barrena, incluyendo las solicitudes del gobierno estadounidense a sus ciudadanos en Japón para que se refugien en zonas más alejadas de las que recomienda el propio gobierno japonés, alegando que la radiación de uno de los reactores ha llegado a niveles extremos.

Sin embargo, hubo dos factores que quedan apuntados para mañana. Confluyeron casi en el tiempo y parecen en este momento el único soplo de esperanza que queda. De un lado, al tocar el S&P los 1.250 puntos reaccionó con virulencia ayudado, eso sí, por el anuncio de una eléctrica japonesa de que está a punto de concluir una línea eléctrica de emergencia con la que llevar electricidad a la central dañada y posibilitar su refrigeración. Es como la tabla a la que se aferra el náufrago, pero es lo único que hay en el horizonte. Todo lo demás es casi apocalíptico.

Un tercer factor destacable sería el basado en la opinión contraria, pero casi no me atrevo ni a sugerirlo. Con todo en contra y cuando todo parece perdido es cuando los mercados hacen las cosas más raras, aunque hay que reconocer que en no pocas ocasiones terminan por sucumbir.

Por tanto, el balance no puede ser más que negativo. Cada vez más negativo. El Dow Jones perdió 242 puntos, lo que supone un 2.04%, el S&P 500 se dejó un 1,95% y el Nasdaq retrocedió un 1,89%. Si un milagro no lo remedia, esto tampoco parece que vaya a resolvers mañana.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.