Desnudez de derechos, no de cuerpos

10/09/2015

Carmela Díaz. La desnudez de derechos es lo que pretende plasmar la cineasta y activista Mabel Lozano en el recién estrenado documental “Chicas nuevas 24 horas”.

cartelNos encontramos ante una sucesión de espeluznantes testimonios de víctimas de la trata que dejan al descubierto los aspectos más crudos de la esclavitud del siglo XXI: el absoluto engaño y abuso de seres humanos, de mujeres y niñas que contraen una deuda para cumplir el sueño de una vida mejor, pero que acaban perdiendo sus documentos, libertad y dignidad, poniendo incluso en peligro a las familias en sus lugares de origen;  contraen obligaciones para pagar el viaje de las futuras víctimas y son amenazados en caso de que la deuda no sea cancelada. A ello se suma la anulación de la voluntad de las chicas, la pérdida de libertad y derechos, e incluso, la presión social que significa en ciertas comunidades el haber ejercido la prostitución (en contra de su voluntad) lo que las estigmatiza de por vida.

El documental desgrana desde el origen el tercer negocio más lucrativo del mundo -solo superado por el narcotráfico y el contrabando de armas-. Un business que mueve cada año más de 32.000 millones de euros. Porque los delincuentes que están tras esta lacra, manejando los hilos desde la sombra y tejiendo una red que genera beneficios directos e indirectos, lo tienen claro: “la cocaína o la marihuana solo tienen un uso; el cuerpo de la mujer se puede utilizar indefinidamente, hasta que reviente”.

Casi dos millones de mujeres son víctima de trata. “Chicas nuevas 24 horas” no descuida los aspectos más crudos de esta lacra: pérdida de libertad, de derechos, de dignidad y una exclusión social. Las víctimas quedan señaladas de por vida. Pero todo el documental está planteado desde el respeto, el cariño, la seriedad, la empatía y el rigor. Ni un ápice de amarillismo ni un acercamiento a los aspecto más escabrosos que alimentan el morbo. Se trata de despertar conciencias, de movilizar. Y, sobre todo, de poner voz a las víctimas: todo el documental gira alrededor de los testimonios de mujeres y niñas engañadas, abusadas, explotadas y desechadas.  Sí, niñas, como Yandy, una menor de edad, invisible, usada y sola: ni su propia familia se quiere hacer cargo de ella tras conseguir escapar de sus captores. La trata no es el ejercicio libre de la prostitución. La trata es esclavitud: es una violación de los derechos humanos de niñas y de mujeres, que son trasladadas, maltratadas, explotadas y privadas de movimientos.

minisEl documental se ha presentado esta semana en la cineteca de Matadero de Madrid con la presencia del ministro de Cultura, la presidenta de la Comunidad de Madrid, fiscales, jueces, policías, periodistas, actores y ciudadanos anónimos que sienten la necesidad de dar voz a quienes que se la han robado. Se trata de un proyecto profesional y personal de Mabel Lozano, después de casi cuatro años de investigación y diez desde “Voces”, su primer documental, pionero en España sobre la trata con fines de explotación sexual.

Pero además de informar se hacen imprescindibles la educación y la concienciación. Por eso Mabel y su equipo ya se han puesto manos a la obra. El documental será exhibido tanto en los países de origen como en los de destino de las chicas. “Chicas nuevas 24 horas” ya se ha traducido al guaraní y próximamente al quechua para que pueda ser visionado por el mayor número posible de niñas y mujeres en los focos de captación. También en España. Aunque según palabras de la propia directora “en nuestro país las cosas se están haciendo bien. Hay predisposición institucional, colaboración policial y judicial y unos equipos humanos que demuestran cada día una sensibilidad extraordinaria en su trato con las víctimas”.

chicasLa respuesta tras el estreno del documental ha sido unánime: políticos, cuerpos especiales, espectadores, ciudadanos y medios de comunicación se están haciendo eco, conmovidos, del drama que el documental muestra: señal inequívoca de que algo bien se habrá hecho. Ha generado expectación, reflexión y debate. (Mabel, has conseguido vencer al silencio). La directora no solo ha hecho la película, sino que, además, ha puesto en marcha la web www.chicasnuevas24horas.com, llevará el documental a festivales internacionales, lo exhibirá en colegios, recintos educativos, centros de mujeres y seguirá concienciando a la sociedad.

Todo el documental conmueve, pero finalizo con el testimonio de un policía peruano de la ciudad minera Madre de Dios, lugar donde el equipo estuvo amenazado de muerte, quien mirando a cámara con los ojos llorosos, comparte una reflexión “¿qué puedo hacer yo como padre, como ser humano?”. Exactamente la misma sensación que tuve yo al salir de la cineteca de Matadero. Pero Mabel lo tiene claro “tú tienes tu pluma”. ¿Y tú, lector, qué tienes?

¿Te ha parecido interesante?

(+24 puntos, 24 votos)

Cargando…