CAM aprueba su incorporación en Banco Base

30/03/2011

diarioabierto.es. La Asamblea General de Caja Mediterráneo (CAM) ha aprobado la segregación de activos y pasivos hacia Banco Base para culminar el proceso del SIP, aunque todavía está a expensas de lo que decidan las asambleas de las otras tres cajas, que se reunirán esta tarde.

La asamblea, que se ha realizado tras un consejo de administración de la entidad, ha tenido una asistencia de más de un 80 por ciento, con 141 asistentes acreditados.

De este total, 135 han votado a favor y seis en contra su incorporación plena a Banco Base, aunque cabe la posibilidad de que esta unión pudiera romperse por parte de los otros socios, después de haber solicitado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 2.784 millones de euros, lo que supone casi duplicar las necesidades de capital de 1.447 millones identificadas por el Banco de España.

El orden del día tenía 15 puntos, uno de ellos relativos al SIP del Banco Base, y otro relativo a la modificación de los estatutos y reglamento de procedimiento para la elección y designación de los miembros de los órganos de gobierno de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Este último ha sido aprobado con 130 votos a favor, seis en contra y cinco abstenciones.

La asamblea ha contado con las intervenciones del presidente, Modesto Crespo, y de la directora general, María Dolores Amorós, que han coincidido en destacar la «transparencia» y «solvencia» de la entidad financiera.

«Absoluta seguridad»

Amorós ha trasladado con «absoluta seguridad» a los miembros de la asamblea de que los socios del SIP «conocían los números con detalle y que esos números figuran en las actas del Banco Base desde hace meses».

Así, ha asegurado que es «rotundamente falso que haya habido alguna sorpresa o cambio» y ha vuelto a incidir en que lo que ha cambiado es «el escenario financiero y las exigencias del Banco de España y del Gobierno,  no los números de la CAM».

Según Amorós, «en la situación actual, si el grupo tuviera un 20 por ciento de su capital distribuido entre inversores privados no necesitaría de capital adicional». Sin embargo, ha añadido, «dado que el grupo ha decidido implementar su estrategia por la vía de acudir a las ayudas públicas, solicitando capital al FROB, está obligado a alcanzar un capital principal mínimo de un 10%».

Así, ha agregado, el consejo de Banco Base acordó solicitar al FROB 2.784 millones de euros, «una cifra muy por encima de la requerida como mínima por el Banco de España y también superior a la estrictamente necesaria para alcanzar el 10% del capital principal».

De hecho, según ha dicho, «con esta cifra se sitúa la ratio de capital principal del grupo en el 11,5%, con lo que habría capacidad para responder con holgura a los nuevos requerimientos que pueden exigir los inminentes test de estrés que la Unión Europea está preparando».

«Cumplir nuestra palabra»

Finalmente, ha concluido apelando a la historia de la caja alicantina. «En la CAM siempre nos hemos sentido orgullosos de cumplir con nuestra palabra, de ser leales con nuestros socios y de responder la confianza de nuestros clientes», según Amorós.

Según la directora general, se están «viviendo momentos difíciles, tal vez los más difíciles con los que ha tenido que enfrentarse la economía española en muchos años» pero ha querido asegurar que a pesar de «la crisis y de los problemas», no van a «desfallecer» y lucharán «sin tregua por conservar lo que ha costado ganar durante tantos años».

«Pueden estar seguros de que seguiremos siendo una entidad seria, profesional, transparente y comprometida con sus clientes y con la sociedad. Ganaremos el futuro más unidos que nunca», ha finalizado su discurso.

Sindicatos, en contra

Todos los sindicatos, a excepción de Sicam, han votado en contra de la segregación. CCOO ha votado en contra del SIP y, además, ha pedido el informe adicional sobre supuestos nuevos datos, que el resto de consejeros de los tres socios sí han podido consultar.

Por su parte, UGT ha pedido la dimisión de todo el consejo de administración y de la dirección de la caja, al considerar que la gestión no se ha hecho de la forma adecuada. Además, durante toda la mañana, representantes de CGT se han apostado a la puerta de la caja, y han pitado a los consejeros y directivos.

Consejo de Administración y cuentas anuales

Por otra parte, la asamblea general ha aprobado la gestión del Consejo de Administración y las cuentas anuales individuales de la entidad correspondientes al ejercicio 2010, que comprenden el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de flujos de efectivo, la Memoria y el Informe de Gestión, que incluye el Informe Anual de Gobierno Corporativo.

Igualmente, la asamblea ha aprobado la propuesta de distribución del excedente obtenido en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio 2010, que ascendió a 244,1 millones de euros, de los cuales se ha acordado destinar 192,1 millones a reservas; 16,9 millones a remunerar las cuotas participativas y 35 millones a la Obra Social, cuyo presupuesto para el año 2011 se ha aprobado también hoy por importe de 38,7 millones de euros.

A propuesta del consejo de administración, la Asamblea General de Caja Mediterráneo ha aprobado la distribución entre sus cuotapartícipes de un dividendo de 0,16 euros por cuota participativa, por importe total de 8 millones de euros. El abono de dicha retribución tendrá lugar en un plazo máximo de 30 días a partir de la celebración de esta Asamblea General.

Todos los puntos han sido ya comunicados por Caja Mediterráneo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.