Wanna ofrece un crédito al consumo totalmente digital en dos minutos

28/02/2016

Miguel Ángel Valero. Será la primera firma de nueva creación que logra la licencia de establecimiento financiero de crédito entidad de pago.

DSC_6148A partir del 1 de marzo, Wanna, marca registrada por NextGen Financial Services y creada en junio de 2015, ofrecerá directamente créditos de consumo que se concederán en menos de 2 minutos mediante un proceso totalmente digital. Hasta ahora, comercializaba su producto de financiación a través de Fintonic.

Fundada por Aitor Chinchetru, Wanna es una startup fintech que busca ofrecer servicios financieros totalmente digitales. El primero es un crédito de consumo, sin comisiones, sin intereses de demora adicionales, “un producto sencillo, fácil de entender”.

La entidad hace una propuesta al cliente y si éste la acepta, comienza la operación. En una segunda fase, el usuario podrá pedir a Wanda el crédito. La otra novedad es que el cliente elige el importe del crédito y la cuota mensual que está dispuesto a pagar para devolverlo.

Aitor Chinchetru_2Wanda se dirige fundamentalmente a un cliente joven (entre 25 años y 35), “con ingresos, no siempre regulares, poca capacidad de ahorro, que compara, que tiene ya créditos de consumo”, explica Aitor Chinchetru.

El préstamo no supera los 6.000 euros (salvo los autónomos, que pueden llegar a los 10.000 euros), sin comisiones (sólo hay una de 20 euros por cada cuota impagada). El plazo llega a los 24 meses. Y el coste, medido como TAE, oscila entre el 15% y el 20,75%, 12% para un perfil de bajo riesgo.

Es un crédito con las “condiciones superclaras”. “Recibes 2.000 euros y devuelves 2.163 euros”, reza una de las ofertas, que se presentan como “préstamos honestos para personas reales”.

Si el cliente elige una financiación de 3.000 euros, con una cuota mensual de 300 euros, tendrá que devolber el 20 de febrero de 2017 3.248 euros. En este caso, la TAE es del 17,23%

Unos tipos muy competitivos frente a la tarjeta revolving (24%) o la financiación en punto de venta. Chinchetru desvela que está negociando sendos acuerdos con dos comercios online para ofrecer este crédito a sus clientes. “Es un negocio poco desarrollado en España”, resalta el fundador de Wanna.

Ya está en marcha una línea específica de créditos de consumo para autónomos, que “tienen dificultades para conseguir financiación por el canal tradicional”, asegura Aitor Chinchetru.

De momento, Wanna recibe solicitudes por 1,7 millones de euros mensuales, pero concede menos de la mitad. “Nos interesa mucho más que el balance esté sano a crecer rápidamente. Estamos siendo muy conservadores, porque queremos crecer con una cartera controlada y rechazamos entrar en el negocio de los altísimos tipos pero también elevadísimo riesgo”.

Con un balance de 10 millones, lo que supone dar 300.000 euros de créditos al mes, “Wanna empieza a ser rentable”, explica su fundador, aunque los beneficios que haya se reinvertirán en el proyecto. “El negocio está en prestar a más personas, con el riesgo muy repartido en operaciones de 6.000 euros, controlando la pérdida esperada, porque reduciremos nuestros costes de financiación cuando demostremos que ésta fue calculada bien”, insiste Aitor Chinchetru, que deja muy claro que ese abaratamiento del coste del dinero se repercutirá también en el cliente.

Para tener la pérdida esperada bajo control, Wanna aplica una gestión del riesgo innovadora, basada en Advanced Analytics y Big Data, con resultados que son un 25% mejores que los de la banca. Se hace un análisis del perfil del cliente a través de sus cuentas bancarias, tratando de definir un patrón de comportamiento. La pertenencia a Asnef da acceso al registro de morosos.

El fundador de Wanna desvela que están embarcados en un proyecto de Big Data para completar la información que ya tienen del cliente, basado en el análisis del comportamiento de éste ante el simulador del crédito, y que ofrece muchas pistas sobre el usuario. “Equivale al olfato de un empleado de un banco pero en el mundo digital”, explica Chinchetru.

“Nos interesa estar regulados”

Wanna, que es una sociedad limitada (SL), se encuentra en proceso de transformación en establecimiento financiero de crédito (EFC). “Nos interesa estar regulados, porque nos diferencia de entidades que actúan en España pero que tienen sus sedes en otros países”.

La entidad ha solicitado la licencia EFC-entidad de pago. “No se ha dado ninguna todavía a una firma de nueva creación”, precisa Chinchetru. El Banco de España no sólo exige un capital desembolsado de 5 millones de euros, procesos internos de gestión , y un consejo de administración formado por personas con conocimientos y que garantice una buena goberanza

Sistema sencillo

Wanna ha diseñado un sistema de concesión del crédito rápido y sencillo. La tecnología permite hacerlo en menos de 2 minutos. Con el móvil el cliente hace una fotografía de su DNI (por ambas caras), y el sistema comprueba si es el titular de la cuenta, una medida para luchar contra el fraude y contra la suplantación de identidad.

La firma de la operación se hace por el móivl, lo mismo que el mandato de pagos al banco. Wanna aplica la estrategia antifraude mediante llamadas a usuarios, control manual, entre otras medidas.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…